Georg Preidler (Groupama-FDJ)

El ciclista austriaco Georg Preidler ha reconocido que ha participado en la red internacional de dopaje recientemente desarticulada en el Mundial de Esquí nórdico.

La investigación sobre la red internacional de dopaje sanguíneo con sede en Alemania ha provocado una segunda confesión de un ciclista. Se trata del austriaco Georg Preidler, del equipo francés Groupama-FDJ, quien ha confesado haber extraído su sangre para una posible transfusión.

Según el periódico Kronen Zeiting en Austria, Preidler confesó a la policía austriaca el domingo y explicó que “ya no podía vivir con este secreto”.

Preidler debía correr en la Classic de l’Ardèche Rhône Crussol el pasado fin de semana, pero fue reemplazado por Romain Seigle, según el equipo Groupama-FDJ por problemas médicos. Aparentemente, Preidler finalizó su contrato con el equipo el domingo, y Groupama-FDJ reveló que el ciclista admitió que le extrajeron sangre en dos ocasiones a finales del año 2018.

El equipo WorldTour francés dijo que se había contactado con la UCI, la policía francesa, la Agencia Francesa Antidopaje y el Movimiento para un Ciclismo Creíble (MPCC).

“Deploramos este caso, pero mantenemos la confianza en los miembros del escuadrón y siempre permaneceremos intransigentes en cuestiones de ética”, se lee en una declaración del equipo.

Durante el fin de semana, se supo que Stefan Denifl también confesó haber hecho dopaje sanguíneo luego de ser interrogado como parte de la investigación sobre el doctor alemán Mark Schmidt, que produjo la captura de cinco atletas en el Campeonato Mundial de Esquí Nórdico en Seefeld, Austria, la semana pasada.

Schmidt fue médico en el equipo ciclista de Gerolsteiner y Milram. Bernard Kohl lo acusó de dopaje cuando el ciclista austriaco fue capturado en 2008, pero fue absuelto después de un juicio.

Según informes, la policía alemana encontró 40 bolsas de sangre almacenadas en un garaje y arrestó a Schmidt en Efurt y se supo que las bolsas de sangre pertenecían a atletas de diferentes deportes.

“Hice una confesión de dopaje. Me sacaron la sangre pero nunca la devolví. Pero el pensamiento y la intención fraudulenta ya son un crimen”, admitió Preidler a Kronen Zeiting en una entrevista.

“Los últimos días fueron una pesadilla. No dormí ni comí. Estos cinco últimos días han sido una pesadilla, no sabía si iba a ser descubierto, no sabía si el médico había confesado todo. Pero ya no quiero vivir con este secreto.”

“Ciertamente fue el error más grande de mi vida. Tengo que disculparme con cualquiera que se sienta engañado ahora. Lo siento”.

Preidler ha competido a nivel WorldTour desde 2013, compitiendo para el equipo Giant-Shimano ahora conocido como Team Sunweb antes de unirse al Groupama-FDJ para la temporada 2018. Es tres veces campeón austriaco de contrarreloj y ganó su primera carrera de ruta en el Tour de Polonia del año pasado.

Preidler afirmó que siempre había corrido limpio, pero se le acercaron estas personas para que probase el dopaje sanguíneo:

“Estas personas se acercan a usted, lo escogen. Todos mis resultados fueron limpios. Fui bueno sin dopaje, nunca hice ningún truco”, dijo.

“Siempre tienes la presión por rendir, persigues contratos y te preocupas por tu trabajo. En algún momento, el umbral de inhibición desaparece. Estos médicos te darán la seguridad de que nunca serás atrapado. Sabes que es una estafa, pero juegas a largo plazo.”

“Entrenas día tras día, pero nunca eres el primero, y en algún momento quieres más. El dopaje sanguíneo no necesita mucho esfuerzo”.

Preidler afirmó que no sabía los nombres de otros atletas y ciclistas que podrían haber trabajado con el Dr. Schmidt, pero predijo que la investigación podría ampliarse.

“Las próximas semanas serán difíciles para mí”, dijo Preidler. “No sé los nombres de otros atletas, pero puedo imaginar que habrá un terremoto internacional”.