Egan Bernal (Team Sky) esta llegando al final de una temporada en la que ha experimentado un éxito espectacular y lesiones brutales. Pero el colombiano dice que no piensa demasiado en lo hecho en 2018, sino que prefiere centrarse en su futuro en el ciclismo profesional.

«Si me sentara y pensara en todo, tal vez me relajaría demasiado. Más bien, quiero mirar hacia adelante y ver qué puedo hacer», dijo Bernal al portal web Cyclingnews.

El colombiano estaba hablando poco después de su regreso a las carreras en el Giro dell’Emilia el sábado, luego de verse forzado a estar fuera de acción por un accidente en la Clásica San Sebastián.

En la Clásica española, Bernal se vio inmerso en una caída en los últimos kilómetros. En el hospital, los médicos concluyeron que había sufrido un traumatismo facial, que incluía varios dientes rotos, una fractura nasal y una pequeña hemorragia en el cerebro.

Egan Bernal (Team Sky)
Egan Bernal (Team Sky)

Dos meses más tarde, él está de vuelta a las carreras después de una rápida recuperación. En el aspecto administrativo, Team Sky confirmó el viernes que Bernal permanecerá con el equipo por otros cinco años, resolviendo su futuro a corto y mediano plazo. El contrato que es inusualmente largo también ha confirmado indirectamente la presencia de Team Sky en el pelotón hasta finales de 2023.

En el Giro dell’Emilia del sábado, Bernal se dejó ver en la última vuelta, mientras el grupo perseguidor intentaba capturar al fugado Alessandro De Marchi (BMC Racing) en el duro ascenso final de San Luca. Bernal luego finalizó 82º en el GP Bruno Beghelli el domingo, y terminará su temporada disputando la Milano-Torino el miércoles, el Giro del Piamonte el jueves, y el Giro de Lombardía el sábado.

Bernal nunca ha corrido Piemonte, mientras que se llevó el puesto 16 el año pasado en la Milano-Torino, y luego el puesto 13 en el Giro de Lombardía (debutante en ambos casos), por lo que hay motivos para el optimismo en las ediciones de esta temporada.

Bernal dijo que conoce las áreas donde las carreras se llevan a cabo muy bien desde el momento en que vivió en Italia, pero que al regresar a las carreras este otoño, dijo: «Realmente no sé qué esperar aquí».

«Me había entrenado bien. Me concentré en llegar a estas carreras en buena forma. Pero después de dos meses lejos de las carreras, y después de una gran cirugía por el choque que tuve, no sabía si iba a estar lo suficientemente bien.”

«No tenía grandes expectativas para Emilia. Sabía que si podía terminar bien la carrera, eso sería genial, pero también que si no lo hacía, dado que regresaba, no sería el fin del mundo. Después de dos meses fuera de la bicicleta, ciertamente no esperaba volver y ganar».

Dijo que en el GP Beghelli solo estaba tratando de encontrar su ritmo de carrera porque no es una carrera que normalmente funciona para escaladores.

«Mi idea fue retirarme en algún momento. Pero en las últimas vueltas estuve en un corte, y luego subí en los últimos kilómetros, así que terminé, pero corrí con calma, sin darlo todo».

Su caída en la Clásica San Sebastián fue la segunda parada abrupta en lo que había sido un año por demás estelar para el colombiano. En marzo, se estrelló en la última etapa de la Volta a Catalunya y terminó en el hospital con una clavícula rota y fracturas escapulares.

Egan Bernal
Egan Bernal (Team Sky)

Ha tenido múltiples avances esta temporada, comenzando con la clasificación de jóvenes en el Tour Down Under, y continuando con la victoria en la Oro y Paz y los Nacionales Colombianos de contrarreloj. En Catalunya ocupaba el segundo lugar en la general antes del choque, y luego ganó una etapa y terminó segundo en el Tour de Romandía antes de obtener la victoria general y las dos victorias de etapa en el Tour de California en mayo.

Tejay Van Garderen (BMC Racing), Egan Bernal (Team Sky) y Daniel Felipe Martínez (EF Education First-Drapac)
Tejay Van Garderen (BMC Racing), Egan Bernal (Team Sky) y Daniel Felipe Martínez (EF Education First-Drapac)

Al dirigirse al Tour de Francia por primera vez, Bernal brindó apoyo en la montaña clave para el Team Sky en los Alpes y los Pirineos, a pesar de ser el ciclista más joven de la carrera.

Bernal dice que casi se ha curado de su accidente en la Clásica San Sebastián, pero que aún no ha completado toda la cirugía necesaria para una recuperación completa.

«Algunos de los dientes que tengo ahora son temporales, y tengo que esperar hasta noviembre cuando regrese a Colombia para cambiarlos definitivamente», dijo. «Pero la buena noticia es que mi boca ya no duele y mi cabeza se siente bien, así que es una buena señal».

Bernal también está complacido de estar de vuelta en la bicicleta, compitiendo en la temporada baja, en lugar de, como temía, cerrar la temporada después de su accidente en San Sebastián.

«Cuando me di cuenta después de mi caída de lo grave que eran las lesiones, pensé que mi año había terminado», dijo. «Pero luego me recuperé rápidamente, las cicatrices se curaron rápidamente, nunca tuve una infección y todo salió mejor de lo que esperábamos. Un mes después, volví a la bicicleta y entrené.”

«Mi condición era realmente mala, pero el objetivo de terminar el año participando en una carrera fue posible, y eso fue una gran motivación. No es el mismo entrenamiento sin un objetivo particular como cuando tienes algo específico para apuntar.»

Con su condición mejorando rápidamente, Bernal y su equipo decidieron que las Clásicas italianas serían un buen objetivo.

«Era una forma de terminar el año en la bicicleta, en el pelotón, y como una forma de superar cualquier nerviosismo que pudiera sentir al correr después del choque, en lugar de terminar el año con un accidente.”

«Después de Lombardía, en cualquier caso, será el momento de un descanso, un descanso adecuado, en lugar de cuando me he bajado de la bicicleta este año, que en muchos casos se debió a lesiones y la recuperación de ellas. También va a ser muy importante para mí psicológicamente».

Bernal está considerando comenzar su temporada 2019 en la carrera por etapas Oro y Paz en Colombia, ahora llamada Tour Colombia, en enero, pero sus planes no están grabados en piedra. Lo que sí es seguro es que Bernal comenzará su temporada con los colores del Team Sky, habiendo firmado el nuevo contrato de cinco años.

«Es muy bueno para mí tener ese contrato porque me tranquiliza, y soy el tipo de ciclistas que va a tener un mejor desempeño con todo eso resuelto, en lugar de si estuviera preocupado por el próximo año», dijo Bernal. «Firmar por cinco años no es normal, pero es a la vez una señal de la fe del equipo en mí y de mi fe en el equipo».

Un contrato de cinco años, combinado con un período de descanso forzado, suena como la combinación perfecta para que Bernal reflexione sobre lo que ha logrado este año y sobre lo que vendrá en el futuro. «Ha sido un año muy bueno para mí, y nunca esperé tanto. Vengo de Androni, un buen equipo, y tuve buenos resultados allí, pero no se puede comparar con lo que he hecho este año.”

«Eso es en el pasado. No me gusta pensar demasiado en lo que he hecho, ganar una etapa aquí o allá o lo que sea, porque entonces solo estaría pensando en eso».

«Soy consciente de lo que he hecho; estoy mirando hacia el futuro. Si empiezo a pensar en la buena temporada que he tenido, corro el riesgo de relajarme demasiado. Hay mucho más que todavía quiero hacer».