Julian Alaphilippe

Julian Alaphilippe (Francia) solo pudo expresar su decepción por su actuación en la carrera de elite masculina de ruta en el Campeonato Mundial de Ciclismo en Innsbruck. El francés entró en la carrera como el favorito pero se desmoronó en las empinadas rampas del Höttinger Höll y se vio como sus opciones de triunfo se difuminaban.

«Personalmente, estoy decepcionado. No tengo excusas», dijo Alaphilippe. «La última subida fue demasiado difícil para mí. A mis piernas no les quedaba nada. Todo estaba bien, pero exploté y perdí tanta energía en la última subida».

Los hombres recorrieron 258 km que incluyeron un circuito de 84 km desde Kufstein a Innsbruck. Luego corrieron siete vueltas de un circuito de 23.8 km, cada una con la escalada al Igls de 7.9 km.

En el último circuito, los hombres corrieron los decisivos 2,9 kilómetros de subida al Höttinger Höll, con pendientes en rampas que llegaban al 28%.

El equipo francés contaba con escaladores puros, Romain Bardet y Thibaut Pinot, pero la temporada exitosa de Alaphilippe con victorias en Flecha Valona, dos victorias de etapa en el Tour de Francia, y Clásica de San Sebastián lo convirtió en uno de los principales contendientes.

Bardet también tuvo una buena temporada con victorias en Critérium du Dauphiné, sexto en la general en el Tour de Francia y octavo en la Vuelta a Alemania, y sus éxitos de un día también se destacaron, con el segundo en Strade Bianche y el tercero en Lieja-Bastogne-Lieja. Pinot recientemente terminó sexto en la general en la Vuelta a España, donde ganó dos etapas.

«Fue un día realmente difícil como esperaba, y estoy orgulloso de cómo corrió el equipo francés hoy», dijo Alaphilippe.

Como era de esperar, los ataques decisivos ocurrieron en la escalada al Höll con Alejandro Valverde (España), Michael Woods (Canadá) y Gianni Moscon (Italia). La movida también incluyó a Bardet, pero vio a Alaphilippe inesperadamente perder el ritmo. Moscon también se distanció en la parte más empinada de la escalada y no pudo volver a conectarse en el descenso.

«Exploté por completo, y no pude recuperarme una vez que llegué a la cima», dijo Alaphilippe.

Tom Dumoulin (Holanda) usó sus habilidades de contrarreloj para llegar a los tres líderes, y la carrera terminó en un sprint de cuatro vías ganado por Valverde, el nuevo campeón del mundo. Bardet se llevó la medalla de plata, Woods el bronce y Dumoulin quedó en cuarto lugar.

«Fue una carrera realmente dura, y al final, fue triste no habernos llevado la camiseta arcoíris, pero fue una actuación realmente buena de Romain Bardet, que se quedó en segundo lugar detrás de Valverde, es una muy buena actuación.»