Nairo Quintana (Movistar Team)

Nairo Quintana (Movistar Team) cedió segundos con el nuevo líder de la Vuelta Simon Yates al final de la etapa 14 de la Vuelta a España en Les Praeres.

Quintana logro minimizar las perdidas en una subida que no se adecua a sus cualidades de escalador puro y aún sigue en la tercera posición de la clasificación general que es liderada por el británico Simon Yates.

Al finalizar la etapa, Quintana explicaba como vivió la dura subida y sobre la estrategia que eligió:

“En este tipo de etapas tienes que arriesgar una bala para vencer, y a veces te sale, como ayer, y otras es un tiro al aire, como hoy. Perder tiempo no estaba en lo que presuponíamos.”

Quintana en la subida llego a lanzar varios ataques para desprenderse del lote de favoritos, pero cada uno de ellos fue respondido por su compatriota Miguel Ángel López. A pesar de abrir hueco la pareja cafetera, López en ningún momento se puso al frente a tirar. Sobre esta situación esto dijo Quintana:

“López no se atrevía a darme un pequeño relevo porque quizás tampoco sabía cómo estaba y si podría aguantar ese ritmo; como digo, son elecciones de carrera. Decidió correr a su manera y finalmente también picó segundos en contra mía”.

Mañana la Vuelta a España finaliza en el mítico puerto de Lagos de Covadonga, duro puerto que trae gratos recuerdos al colombiano:

“Mañana es otro tipo de subida; yo creo que me va mejor. Los Lagos me traen buenos recuerdos, me hacen ilusión, siempre han gustado y espero que mañana me den alegría. Será un día muy importante para buscar el título en la Vuelta”, dijo el ciclista cafetero.

Sobre sus rivales, Quintana señala a Simon Yates como uno de los más fuertes:

“Hemos visto que los otros rivales están también muy fuertes y que lo de ayer no quería decir nada, pues hoy ellos han ganado segundos a su favor. Hay un hombre bastante fuerte, que es Yates, pero tenemos a Alejandro a nuestro lado y debemos jugar bien la estrategia para ponerlo nervioso y vencerlo. Hemos visto que era más fuerte hoy en concreto, pero ha sido una etapa muy particular, realmente difícil, con bajadas complicadas, cortes por detrás, aceleraciones… y un final tan explosivo que quizás no fuese el mejor para mí. Veremos mañana“, finalizó Quintana.