Thibaut Pinot (Groupama-FDJ)

Un ataque a 100 kilómetros de meta del francés Thibaut Pinot (Groupama-FDJ) dio la cuota de emoción a la undécima etapa de la Vuelta a España 2018.

El ciclista francés en momento fue líder virtual de la carrera, pero este esfuerzo no rindió frutos y al final solo consiguió descontar 12 segundos en la general. Pinot al finalizar la jornada se mostró contento con el resultado final:

«Una etapa loca. Intenté todo lo que pude. No funcionó, pero al menos lo intenté», dijo Pinot mientras se detenía unos pocos metros después del final, luciendo cansado pero de ninguna manera exhausto después de casi 100 kilómetros en fuga.

El ataque de Pinot junto con otros 19 corredores, incluido su compañero de equipo Léo Vincent, llego a conseguir una ventaja de más de cuatro minutos, convirtiendo al francés en el líder de la carrera «virtual» en unos 90 segundos.

Aunque el movimiento se hizo añicos en los últimos kilómetros y Pinot terminó décimo, tan solo 12 segundos por delante del pelotón de favoritos y el francés parecía más que satisfecho con el resultado.

De hecho, durante todo el día, Pinot parecía estar constantemente en movimiento, ya sea moviéndose desde el frente, arrastrando el resto de la fuga hasta cualquier otro atacante o estableciendo un alto ritmo con su compañero de equipo Vincent.

Tras un inicio de la Vuelta donde raramente ha aparecido, se vio a un Pinot más activo, sin embargo pago los esfuerzos en los últimos kilómetros.

«Fui el ciclista mejor ubicado en la General, pero decidí optar por un juego táctico, como un juego de póker», dijo Pinot. «Hubiera sido genial si hubiera funcionado».

Pinot se sintió complacido, dijo, que él está tan claramente en alza en su estado de forma. «Las piernas están bien y eso es bueno para el futuro», estuvo de acuerdo, después de un comienzo difícil en la Vuelta que le hizo perder tiempo con los abanicos en la etapa 5 y perder casi 30 segundos ante los favoritos mejor posicionados en La Covatilla.

Pero su alta posición en general, además de sus sólidas cualidades como ciclista de Grandes Vueltas hizo que fuera demasiado arriesgado para Movistar dejarlo obtener una ventaja real.

«Habría sido genial si la fuga hubiese funcionado mejor, pero había demasiados corredores de los equipos de Clasificación General para que eso sucediera».

De los mejores equipos con aspiraciones en la General, la presencia de Pinot en la fuga estuvo marcada, entre otros, por Omar Fraile (Astana), Franco Pellizotti (Bahréin-Mérida), Sergio Henao (Team Sky), Winner Anacona (Movistar Team), quien luego dijo que había sido el día más difícil de la Vuelta hasta ahora para el equipo español, y Jack Haig del Mitchelton-Scott.