Lawson Craddock (EF Education First-Drapac)

Lawson Craddock protagonizo una de las historias de superación y esfuerzo en esta edición del Tour de Francia 2018. El ciclista del EF Education First-Drapac sufrió una caída pocos kilómetros de iniciar el Tour de Francia y a pesar del diagnóstico continuo con la meta de llegar a Paris!

Craddock enterró la cabeza en sus brazos y las lágrimas se mezclaron con el alivio después de una lucha que comenzó apenas unas después del inicio del Tour de Francia 2018.

«Han sido tres semanas de dolor», dijo Craddock el sábado. «Luché con uñas y dientes durante las últimas tres semanas. Un gran alivio en este momento, seguro».

Craddock comenzó la contrarreloj final del Tour en primer lugar, lo que significa que fue último en la Clasificación General. La «Linterna Roja” será un estadounidense que no llegó al Tour para convertirse en una estrella de los medios por su capacidad para soportar el sufrimiento y el dolor que habrían enviado a muchos ciclistas a su casa.

La lucha de tres semanas de Craddock en Francia se convirtió en una sensación mundial y cruzar la línea de meta el domingo será aún más dulce para el ciclista norteamericano.

«Comencé el Tour con lágrimas de tristeza cuando me estrellé el primer día», dijo Craddock. «Es una alegría muy pura cruzar la línea de meta hoy y estoy emocionado de llegar a París».

El Tour de Craddock se convirtió en 21 etapas de desafíos y líneas de llegada reajustadas. Los adoquines se convirtieron en montañas y los Alpes se convirtieron en los Himalayas.

Aprovechando sus raíces «fuertes de Texas» se comprometió en seguir adelante. Cada etapa fue un desafio por sí mismo. El objetivo no era París, sino la línea de meta de ese día.

«No es el Tour que yo imaginé», dijo. «No estaba seguro de poder llegar tan lejos y no fue fácil».

Craddock tropezó con su rueda una botella de agua en la zona de alimentación de la primera etapa del Tour. Apenas habían pasado unas horas en lo que se suponía que sería un ciclo de tres semanas por Francia. De regreso a su segundo inicio en el Tour, Craddock estaba interesado en ayudar al objetivo más grande del equipo.

«Casi todos los días presentaban un nuevo desafío», dijo. «Los primeros días fueron increíblemente dolorosos. Sentí que casi todos los días se agregaba algo. Fue una montaña rusa”.

Los médicos del equipo, el personal, los mecánicos, los soigneurs y los compañeros de equipo se reunieron alrededor de Craddock. Eliminado cualquier riesgo de salud o preocupaciones de conmoción cerebral, siguió adelante.

Después de chocar fuertemente con la cara y la espalda, fracturarse un omóplato y sufrir cortes y rasguños, su Tour se redujo a etapas, a zonas de alimentación, a kilómetros. Las imágenes de un Craddock ensangrentado y valiente fueron transmitidas por todo el mundo.

Comenzó una campaña de recaudación de fondos para reunir apoyo para ayudar a reconstruir su velódromo infantil en su ciudad natal de Houston. La «historia de Craddock» resonó en todo el mundo.

«Estoy completamente feliz de cruzar la línea de meta», dijo. «Hoy fue la prueba final. Estoy emocionado de estar en París mañana”.

La familia, la esposa y los amigos de Craddock lo estarán esperando en la Ciudad de la Luz. La contrarreloj del sábado fue la montaña final. El desfile del domingo se sentirá como una victoria.

«Fue un Tour realmente desafiante», dijo. «Lo empujamos hasta el final. Aunque no fue un Tour tan exitoso como lo había esperado en términos de victorias, podemos estar orgullosos de lo que logramos. Mañana será increíblemente emocional”.

El último lugar se sentirá como el primero para Craddock y su campaña personal de tres semanas en París como un triunfo.