Chris Froome (Team Sky)

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) anunció el lunes que no apelará la decisión de la UCI de eliminar los cargos de dopaje a Chris Froome en la Vuelta a España de 2017.

El comunicado de prensa de la agencia confirmó que Froome no se sometió al estudio farmacocinético controlado (CPKS) permitido bajo las reglas de la AMA para demostrar que el nivel de salbutamol en su muestra de orina que excedió el umbral permitido fue una consecuencia normal de su fisiología.

“En el caso del Sr. Froome, la AMA acepta que un CPKS no hubiera sido posible ya que no habría sido posible recrear adecuadamente las circunstancias únicas que precedieron al control de dopaje del 7 de septiembre”, indica el comunicado de prensa.

La AMA llegó a la decisión “sobre la base de una serie de factores que son específicos del caso del Sr. Froome, incluido, en particular, un aumento significativo de la dosis, en un período corto anterior al control de dopaje, en relación con una enfermedad documentada Además de la variabilidad demostrada dentro del sujeto en la excreción de Salbutamol, la AMA concluyó que el resultado de la muestra no fue inconsistente con la ingestión de Salbutamol inhalado dentro de la dosis máxima permitida”.

El código de la AMA permite a los atletas asmáticos inhalar salbutamol en dosis máximas de 1600 mcg / 24 horas, sin exceder 800 mcg por 12 horas.

En casos previos de salbutamol, en particular los de Alessandro Petacchi y Diego Ulissi, la UCI y la AMA rechazaron los argumentos de que el uso de la droga por parte del atleta estaba dentro de los límites permitidos.

En 2014, Ulissi se sometió a CPKS, pero su nivel de salbutamol de 1900 mg / ml falló, y le dieron una suspensión de nueve meses. En 2008, el Tribunal de Arbitraje del Deporte declaró que Petacchi “simplemente, y/o posiblemente, accidentalmente, había tomando demasiado Salbutamol el día de la prueba, pero que la sobredosis no se tomó con la intención de mejorar su rendimiento”.

Sobre el caso Froome se informó que el control antidopaje después de la etapa 18 de la Vuelta a España contenía el doble del nivel permitido de salbutamol (2000 ng / ml).

La AMA reconoció que “en casos raros, los atletas pueden exceder la concentración límite de decisión sin exceder la dosis máxima inhalada”.

“Habiendo revisado cuidadosamente las explicaciones del Sr. Froome y teniendo en cuenta las circunstancias únicas de su caso, la AMA acepta que: el resultado de la muestra no es incompatible con una ingestión de Salbutamol dentro de la dosis inhalada máxima permitida, un CPKS adecuado no es practicable; la muestra puede considerarse que no es un AAF”.

La AMA apoyó a la UCI en la absolución de Froome, declarando, “La AMA cree que este es el resultado justo para lo que fue un caso muy complejo”.