Geraint Thomas (Team Sky)

El ciclista británico Geraint Thomas espera poder desafiar al cuatro veces ganador Chris Froome por la victoria en el Tour de Francia de este año.

El galés Thomas vistió la camiseta amarilla hasta la etapa cinco del Tour de Francia del año pasado, que ganó finalmente Chris Froome.

Pero el ciclista de 32 años tiene la esperanza de un desafío de liderazgo más prolongado este año después de las recientes victorias en la contrarreloj nacional del Reino Unido y el Critérium du Dauphiné disputado a inicios del mes de junio.

«Me encantaría volver a vestir la camiseta», le dijo el ciclista gales a la BBC Sport Wales. «Incluso por un día».

«Si pudiera usarlo un poco más [este año] sería increíble. [Usarlo] es simplemente una sensación increíble».

Froome aspira a ganar su cuarta Gran Vuelta consecutiva, luego de su sorprendente victoria en el Giro de Italia en mayo, después de las victorias en el Tour y la Vuelta a España el verano pasado.

Sin embargo, Thomas está decidido a correr para ganar, ya que ha apoyado tanto a Froome como a Sir Bradley Wiggins en las victorias del Tour.

Él dice que Team Sky le permitirá enfrentarse mano a mano con su compañero y actual ganador de la ronda gala cuando comience la carrera el próximo mes, al menos hasta cierto punto.

«El equipo ha dicho que con la forma en que he estado corriendo, están seguros de darme ese papel de suplente y competir al menos hasta el primer día de descanso [después de la etapa nueve]», dijo.

«Iremos de allí en ese momento y esperamos tener dos cartas para jugar. Creo que cuanto más tiempo pasemos los dos, le daremos al equipo dos opciones. Estoy realmente motivado y estoy deseando que llegue».

Froome continúa bajo investigación del organismo rector del ciclismo mundial, la UCI, después de que se reveló que había excedido los niveles permitidos de salbutamol, un medicamento legal contra el asma, durante su victoria en la Vuelta a España 2017.

Pero él continuó compitiendo y dice que espera ganar el caso de antidopaje por el cual es investigado.

Una fractura en la clavícula obligó a Thomas a retirarse del Tour de Francia 2017 después de que se estrelló durante la etapa nueve.

Pero el doble campeón de pista olímpica dice que espera tener mejor suerte en el evento que describe con cariño como «un gran circo».

«El año pasado, lo que podría salir mal salió mal», dijo. «Afortunadamente este año será mucho mejor. Sin duda será una primera semana difícil. Habrá vientos cruzados, contrarreloj por equipos, algunas etapas desiguales (que serán estresantes) y, obviamente, los adoquines.”

«Pero me gusta ese tipo de carreras, así que con suerte puedo aprovechar eso».

Thomas se unió a Team Sky para su temporada inaugural en 2010. Su contrato expira a fines de 2018 y se esperaba tener su futuro resuelto antes de que comience el Tour.

«Está cerca, pero nada es oficial aun así que no quiero estar diciendo que está hecho y desempolvado», dijo. «Estoy bastante seguro de dónde voy a ir, pero se necesita esperar el tiempo adecuado para hacerlo».