André Greipel (Lotto-Soudal)

El sprinter alemán del Lotto-Soudal, André Greipel se perderá los clásicas de primavera después de fracturarse la clavícula en un accidente durante los kilómetros finales de la Milán-San Remo el sábado.

El ciclista alemán se someterá a una cirugía para corregir la fractura este domingo y no se sabe cuánto tiempo esta estará en recuperación.

En Twitter, Greipel dijo que «no era la forma en que quería terminar Milán-San Remo», y lamentó que el accidente a 4 kilómetros de meta dejara al equipo sin el resultado para el que trabajaron.

Jasper De Buyst, en su primer Milán-San Remo, dijo en Twitter que su rueda delantera sufrió un percance al descender del Poggio, lo que provocó el choque con Greipel.

El choque ocurrió y no fue captada por las cámaras de la transmisión, a diferencia de la dramática caída de Mark Cavendish (Dimension Data), que golpeó un bolardo en la previa de la escalada al Poggio, sufriendo fracturas en las costillas, rasguños y moretones, según su equipo.

Anthony Turgis y Guillaume Bonnafond de Cofidis quedaron atrapados en el choque con Cavendish. Turgis sufrió una fractura en la clavícula mientras que Bonnafond terminó la carrera con múltiples contusiones.

EF Education-First Drapac tuvo tres corredores en dos incidentes. Mitch Docker se estrelló junto con Lukasz Wisniowski (Team Sky) en la zona de alimentación, y ambos abandonaron la carrera.

En un incidente posterior, Simon Clarke y Dan McLay se estrellaron juntos en un descenso a unos 45 km del final. Clarke chocó contra un muro de piedra y dijo más tarde en Twitter: «Desafortunadamente hoy tengo 3 vértebras rotas de mi accidente en MSR. En el lado positivo, disfrutare de una pizza en la parte trasera de la ambulancia».