El ciclista del BMC Racing Tejay Van Garderen no pudo continuar con el buen comienzo de temporada al verse obligado a abandonar la carrera  después de dos accidentes en los últimos kilómetros de la primera etapa.

Van Garderen sufrió una caída en el pelotón a 35 km del final, pero fue un segundo incidente después de que había reanudado su marcha y trataba de reintegrarse al grupo principal el que lo dejo fuera de combate.

Según un comunicado de prensa del BMC Racing, Van Garderen se topó con otro automóvil del equipo y sufrió un esguince en el cuello, comúnmente conocido como latigazo cervical además de otras lesiones menores.

https://twitter.com/BMCProTeam/status/970381732292775936

El doctor del equipo BMC Racing, el Dr. Michel Cerfontaine, dijo que Van Garderen afortunadamente no tiene fracturas o una conmoción cerebral.

«Tiene algunas abrasiones en la frente y la cadera izquierda. Normalmente, Tejay puede comenzar a entrenar en 3-4 días y en una semana, se someterá a otra radiografía para determinar cómo se cura el esguince. Seguiremos monitoreando su progreso en los próximos días», dijo.

Después de perderse en el Tour de Francia la temporada pasada, Van Garderen tuvo una sólida Vuelta a España, terminando décimo en la general. Terminó tercero en la general en el Volta ao Algarve en su primera carrera de la temporada, y tenía ambiciones en la París-Niza después que fuera nombrado como líder absoluto del equipo BMC para la carrera.

«Estoy realmente decepcionado. Tenía buena forma en Volta ao Algarve y esperaba poder capitalizar eso», dijo Van Garderen. «Afortunadamente, puedo volver a subir a la bicicleta pronto, seguir avanzando y tal vez mirar el programa de carreras para compensar los días perdidos aquí. Es solo el 4 de marzo, así que hay muchas carreras por venir».

Explicó que el primer choque fue menor y que llegó cuando el pelotón estaba luchando por su posición. «Mi neumático se enganchó. Las carreteras estaban mojadas y mi rueda se resbalo. Pude volver a subir y ponerme en marcha, pero tuve problemas para volver a poner la cadena y noté otros daños con mi bicicleta y un pinchazo, así que pensé que tendría que cambiar la bicicleta.”

«Estaba mirando hacia abajo para ver cuál era el daño y lo siguiente que supe fue que estaba en el suelo ya que me había estrellado en la parte trasera de un automóvil del equipo que se había detenido en el camino. No sé si alguien tuvo la culpa se habían detenido por su ciclista».

El segundo impacto, que ocurrió fuera de la vista de las cámaras de televisión, lo dejó sin aliento.

«No podía respirar. También tenía dolor en la parte superior de la espalda y el cuello, así que no podía sentarme de verdad. Cuando llegaron los médicos y vieron que se me rompía el casco y que tenía problemas para respirar, me llevaron directo a la ambulancia» dijo.

«Después de unos minutos, me di cuenta de que no era tan malo. Los médicos pasaron por algunos protocolos de conmoción cerebral y no mostré ningún signo de conmoción cerebral. Afortunadamente, los rayos X no mostraron fracturas. Es bueno tomar precauciones, pero en fin, tal vez podría haber podido continuar. Tengo dolor en el cuello y un poco de dolor de cabeza, pero no siento náuseas».