Alejandro Valverde

Fue hace 215 días que Alejandro Valverde se vio inmerso en un aparatoso accidente en la primera etapa del Tour de Francia en Düsseldorf cuando realizaba la prueba contrarreloj. Para muchos, este accidente que le dejo su rótula y hueso del astrágalo rotos por el impacto al chocar contra un barrera de metal, sería el final de su exitosa carrera, pero el veterano español puso fin a las dudas con una convincente victoria en la etapa 2 de Vuelta a la Comunidad Valenciana y además colocarse como líder de la general.

Valverde, de 37 años, realizo un ataque junto Jakob Fuglsang en la ascensión final del Garbí a 33 kilómetros del final, rompiendo el pelotón de la etapa de 154km desde Bétera a Albuixech. A ellos se les unió Luis León Sánchez, dándole a Astana la ventaja táctica, pero Valverde demostró ser demasiado fuerte en el final.

El ciclista del Movistar lidera la carrera por cuatro segundos sobre Sánchez, con Fuglsang a seis segundos y el resto de los contendientes a 29 segundos.

«Me siento tan feliz de tener esta victoria después de todo lo que tuve que pasar durante los últimos meses», dijo Valverde. «Los segundos que puse al resto hoy también podrían ser decisivos.”

«En la escalada de Garbí sentí que tenía buenas piernas y decidí atacar, aprovechándome del hecho de que Fuglsang se había movido unos metros antes. Luis León conectó de nuevo al descenso y realmente nos llevamos bien después. Esa buena cooperación y el hecho de que nosotros tres fuéramos todos corredores fuertes hizo posible llegar a la meta, incluso si Sky y otros escuadrones empujaron con todo lo que tenían”.

Valverde ya había tenido algunos resultados sólidos en el Challenge de Mallorca, un tercer y un cuarto lugar, por lo que no le sorprendió que pudiera ganar la etapa el jueves.

«Estaba sintiendo muy bien en los entrenamiento antes de las primeras carreras, y la semana pasada en Mallorca vi que estaba al ritmo de los más fuertes y sabía que sería posible intentar ganar una etapa aquí. Tuve esta oportunidad y lo hice, cuanto antes, mejor».

Gracias a la saludable ventaja que disfrutó el trío sobre el primer grupo de persecución, que contenía a los favoritos antes de la carrera Wout Poels (Team Sky), Primoz Roglic (Lotto NL-Jumbo) y Adam Yates (Mitchelton-Scott), las posibilidades de una victoria en la general aumentan, especialmente porque solo 25 corredores están a menos de un minuto de desventaja de Valverde.

El siguiente obstáculo es una contrarreloj por equipos de 23km desde el Poble Nou de Benitatxell hasta Calpe antes del final en una etapa de montaña en el Alto de Las Canteras el sábado.

«No es un TTT malo para nosotros mañana, pero es peligroso, así que debemos mantener la concentración y la precaución, tratando de no perder demasiado tiempo para poder tener una oportunidad el sábado. Veamos qué podemos hacer después la victoria de hoy y el resultado de mañana», dijo Valverde.