Jakob Fuglsang (Astana)

Rejuvenecido por su mejor temporada en varios años, Jakob Fuglsang tiene como objetivo continuar con su éxito en la próxima temporada, con el Tour de Francia como su principal ambición.

Mostrando su potencial en carreras de tres semanas con el séptimo puesto en la edición 2013 del Tour, Fuglsang ha corrido en apoyo de Vincenzo Nibali y Fabio Aru durante la mayor parte de su estancia en Astana. Sin embargo, con los dos italianos ahora fuera del Astana, él toma un mayor papel de liderazgo para 2018 con la oportunidad de convertir su actual éxito en carreras de una semana al formato de tres semanas.

Ganador del Critérium du Dauphiné en junio, Fuglsang se enfocara en una dirección similar a la llevada este año, donde un inofensivo accidente terminó con sus ambiciones a la General en la etapa 11 del Tour. Siendo quinto en la General en ese momento, pudo comenzar el día siguiente pero sucumbió a sus lesiones en la etapa 13. Sin embargo, las 11 etapas iniciales fueron la confirmación para Fuglsang de que puede competir por un podio del Tour.

«Es sin dudas una buena temporada con la mayor victoria de mi carrera en el Dauphiné. Volví a demostrar en el Tour antes del accidente que tenía el nivel para estar al frente», dijo Fuglsang al portal de noticias Cyclingnews en el Tour de Guangxi el mes pasado.

«En general, ha sido una buena temporada y, por supuesto, podría haber sido mejor, pero estoy contento con el año. Hay muchas cosas que puedo llevar conmigo el próximo año. El hecho de que volví a ganar nuevamente. Después de cuatro años sin ganar nada y gané una carrera como la Dauphiné, y el hecho de que tengo el nivel para estar al frente con los mejores».

Desde que se unió al WorldTour en 2009 con Saxo Bank, las temporadas de Fuglsang han incluido el Tour o la Vuelta a España, con la excepción de 2012, cuando RadioShack lo retuvo para el Tour de Francia. En 2016, Fuglsang hizo su debut en el Giro de Italia, ayudando a Nibali a conseguir la maglia rosa. El Tour de este año el recorrido se adapta a sus características, por lo cual regresará por séptima vez en 2018.

«Ese es el plan, que el Tour será el objetivo principal de la temporada», dijo Fuglsang.

«Por supuesto, la presentación del Tour fue cuando ya estábamos aquí, así que no he podido mirar tanto pero he visto un poco. Parece interesante, parece difícil. Para mí, creo que puede ser un buen recorrido, con la etapa de adoquines.”

Desde la presentación del recorrido en el Palais des Congrès de París a fines de octubre, el nombre más comúnmente mencionado como la principal barrera entre Chris Froome y un quinto título es el ganador del Giro de Italia Tom Dumoulin. El campeón mundial de contrarreloj ha tenido éxito en el Tour, pero nunca ha comenzado la carrera con ambiciones centradas a la General.

Mientras que el holandés todavía tiene que mostrar sus cartas para 2018, Fuglsang cree que puede ser un retador para Froome. Sin embargo, la fuerza del Team Sky de Froome probablemente superará a la del Sunweb.

«Vimos a Dumoulin en el Giro, que no tiene el equipo que Froomey tiene detrás», dijo Fuglsang. «Creo que Froome no mostro más fortalezas que el resto como en otros años… Creo que básicamente era bueno, pero tenía el equipo más fuerte y era más gracias al equipo. En la Vuelta, era claramente el corredor más fuerte.»

«Necesitas un equipo fuerte en el Tour y creo que Sunweb tendrá dificultades, pero será interesante si ambos están en el Tour».