Tour de Francia 2015

El cuatro veces ganador del Tour de Francia Chris Froome ya está pensando en su preparación para afrontar la edición 2018 de la carrera y su temida sección adoquinada.

El ciclista nacido en Kenia corrió la París-Roubaix en 2008 y tuvo que retirarse con lesiones en sus manos debido a la fricción y el dolor en su cuerpo causado por crueldad del terreno. En 2014, Froome volvería a enfrentarse a los adoquines durante el Tour de Francia, pero dos caídas lo sacaron de la carrera antes de que pudiera comenzar el tramo de adoquines.

El Tour de Francia 2018 tendrá una sección de adoquines de 22 kilómetros de largo y Froome ya lo tiene en cuenta. «No es una parte en la que puedas ganar la carrera, pero sin duda es una parte en la que podrías perderla», dijo el ciclista en una entrevista con la BBC Radio 5 Live.

El británico planea andar en este tipo de terreno mucho antes de la carrera francesa. «Tal vez intente echar un vistazo a algunas de esas secciones adoquinadas e ir a córrelas», explicó. «No tengo planes de andar en la París-Roubaix o cualquiera de las clásicas de primavera de un día, pero debo ir allí y probarlos y tomar una decisión sobre las ruedas y neumáticos y otras cosas técnicas.”

«Cada Tour de Francia que he ganado ahora ha sido un desafío completamente diferente y esa es una de las cosas que hace que el Tour sea especial. Tenemos un poco de todo».

Froome intentará convertirse en el quinto ciclista en obtener cinco victorias en el Tour de Francia después de Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault y Miguel Indurain.