David Lappartient

El recién elegido presidente de la UCI, David Lappartient, ha hecho del fraude tecnológico en el pelotón profesional su principal objetivo.

Lappartient se ha comprometido a mejorar la credibilidad del organismo al abordar con fuerza los motores ocultos dentro del pelotón profesional.

«Me concentraré en garantizar la credibilidad de los resultados, especialmente en el fraude tecnológico», dijo Lappartient a los periodistas.

La ola de pruebas sobre el uso de motores en el pelotón profesional bajo el presidente saliente Brian Cookson atrajo críticas de ciclistas y managers por igual.

«No fuimos lo suficientemente profesionales en este tema y voy a traer algunas ideas nuevas para revisar las bicicletas y ser más fuertes en este tema. No quiero que la UCI sea vista como débil en la lucha contra el fraude tecnológico», dijo el presidente electo, en un informe de The Star.

El francés derrotó a Cookson por 37 votos a ocho para convertirse en el nuevo dirigente del ciclismo. En la misma línea que la exitosa campaña de Cookson en 2013, jugó sobre las insuficiencias percibidas de su predecesor.

La relación a menudo tensa entre el organizador de la carrera más grande del deporte y el cuerpo gobernante parecen entrar en buen camino con Lappartient, el cual tiene la esperanza de utilizar la técnica más eficaz de ASO para la detección de motores ocultos.

«Es un hombre de acción y no tengo dudas de que será fiel a su palabra», dijo Christian Prudhomme, director del Tour de Francia, antes de reconocer que «aún queda mucho trabajo por hacer» para mejorar la imagen del ciclismo.

«Trabajaremos mano a mano para ayudar al deporte a crecer y hacer que la gente sueñe, pero para hacer eso, el ciclismo debe ser creíble», dijo.

Estas declaraciones se dieron en marco de las carreras de ruta de los Campeonatos Mundiales de la UCI celebradas del 22 al 24 de septiembre en Bergen, Noruega.