Alberto Contador (Trek-Segafredo)

Alberto Contador se acercó a la victoria en la etapa 17 de la Vuelta a España pero terminó cruzando la línea a 28 segundos del ganador Stefan Denifl.

El líder del Trek-Segafredo atacó en la última subida del día. Inicialmente se unió a Miguel Ángel López, pero más tarde el español se fue en solitario. La diferencia con el ganador de la etapa Denifl disminuyó gradualmente, pero el austríaco se mantuvo para conseguir la victoria.

«Fue una buena etapa, pero sobre todo porque cuando tuve que pedalear más fuerte, mis piernas estaban respondiendo», dijo Contador. «Sabía que tenía que seguir a Miguel Ángel López, así que traté de acelerar para llegar a él. Estuvimos juntos por un momento, pero luego vi que estaba luchando y no pensé dos veces para atacarle.”

«Quería correr en el frente para ver quién me iba a seguir. Al final no sabía sobre las diferencias de tiempo, pero fue una lástima que no pudiera conseguir la victoria de la etapa, pensando en mi equipo y en el público, pero aún quedan tres días difíciles para hacerlo, y veremos qué se puede hacer.”

«Hoy fue posiblemente el día en que he tenido las mejores piernas, este clima es el que me gusta y me sentí muy cómodo».

Contador ya está esperando el próximo desafío. «Mañana me enfrentaré a una de las subidas que me ha dejado una huella en mi historia como ciclista, para mí siempre es especial estar allí, pero veremos lo que sucederá mañana».

‘El Pistolero’ se da cuenta de que ganar en la Vuelta o incluso terminar en el podio puede ser muy difícil en este momento.

«Estoy muy lejos del podio, evidentemente me he estado acercando pero también estoy lejos de eso, me gustaría ganar esta Vuelta, pero también soy realista y sé que tengo rivales por delante que son muy fuertes, por lo que es realmente difícil.”

«Todos los días pueden suceder cosas, al final estás en una carrera en la que das lo máximo cada día, y tenemos que estar preparados para todo lo que pueda suceder».