Dopaje mecánico

Estudios han puesto en duda la efectividad de las pruebas de detección de dopaje mecánico efectuadas por la UCI después de que los reporteros del periódico Il Corriere della Sera, Francia 2 y la cadena alemana ARD analizaran uno de los escáneres de tabletas del organismo gobernante en un laboratorio en Alemania.

La UCI ha estado usando tabletas para probar bicicletas desde el 2016, y presento esta novedad tecnología en una presentación en Aigle, Suiza, en mayo de 2016, donde se afirmaba que el dispositivo podía detectar la densidad de flujo magnético de los motores ocultos o ruedas magnéticas.

Se calcula que la UCI ha realizado 42.500 pruebas utilizando su tableta en los últimos dos años, pero el dispositivo aún no ha descubierto ningún caso de dopaje mecánico. El órgano rector ha alentado a las federaciones nacionales a comprar el dispositivo.

Scanner utilizado por la UCI para la detección del dopaje mecánico
Scanner utilizado por la UCI para la detección del dopaje mecánico

Il Corriere della Sera adquirió uno de los escáneres usados por la UCI, y encontró que consistía en un iPad mini de Apple equipado con un imán que sirve como una antena, así como un software desarrollado por una empresa llamada Endoscope-i, con sede en Birmingham. Los productos que figuran en el sitio web de la empresa británica son adaptadores iPhone para su uso en la endoscopia de oído, nariz y garganta.

Il Corriere, Francia 2 y ARD llevaron el dispositivo al Instituto Fraunhofer de Ensayos No Destructivos en Saarbrücken, Alemania, donde el vice-director Bernd Valeske evaluó su eficacia.

Valeske utilizó por primera vez la tableta para escanear una moto equipada con un motor rudimentario el cual utilizo Femke Van Den Driessche en el Campeonato Mundial de Ciclo-cross 2016. Van Den Driessche es hasta la fecha el único ciclista que ha sido sancionado por dopaje mecánico o fraude tecnológico, como la UCI prefiere que se le llame.

Mientras que la tableta de la UCI detectó debidamente el campo magnético alrededor del motor oculto, también detectó campos magnéticos similares en otros tres lugares de la bicicleta donde no había motor oculto. Tales «falsos positivos» normalmente requeriría el desmantelamiento de la bicicleta para una inspección más profunda, pero un mecánico de WorldTour le dijo a Il Corriere della Sera que él nunca ha visto a los funcionarios de la UCI hacer nada más que deslizar un iPad contra las bicicletas.

«Hemos sido sometidos a más de 2.000 pruebas, y nunca los inspectores pidieron una segunda prueba o desmantelaron una bicicleta para una inspección más profunda», dijo el mecánico.

Valeske y su equipo procedieron a utilizar el dispositivo de tableta UCI para escanear una bicicleta equipada con una rueda de inducción electromagnética. Se dice que esta es la última generación de dopaje mecánico y que una rueda equipada con la tecnología costaría más de 20.000 €. La tableta no detectó ningún campo magnético en absoluto alrededor de la rueda, pero cuando la rueda pasó a través de un escáner de rayos X, el motor de inducción era claramente visible.

Rueda de inducción electromagnética
Rueda de inducción electromagnética

«La rueda está ‘perfectamente limpia’, al menos para la tableta. Sin embargo, los rayos X en su lugar muestran las placas de inducción y los cables de transmisión, perfectamente ocultos por el carbono «, escribió Marco Bonarrigo de Il Corriere della Sera. «La rueda que transforma la bicicleta en una moto es, para los controles de la UCI, un trozo de fibra inerte».

Rueda de inducción electromagnética vista con Rayos X
Rueda de inducción electromagnética vista con Rayos X

El artículo de Il Corriere precede a la edición del domingo 2 de la revista Stade 2 de France2, que incluirá un informe sobre la investigación y presentará imágenes de las pruebas en el Instituto Fraunhofer.

El programa de televisión francés ha informado ampliamente sobre el dopaje mecánico en los últimos años. En junio de 2016, el Stade2 informó que el director técnico de la UCI, Mark Barfield, había alertado a Harry Gibbings, fabricante de bicicletas electrónicas Typhoon sobre una investigación policial sobre el uso de motores ocultos en el Tour de Francia de 2015. La UCI dijo que tenía «plena confianza en su personal empleado en esta área» y Barfield sigue en su lugar como director técnico.

David Lappartient, que desafía a Brian Cookson en las elecciones presidenciales de este mes en Bergen, se ha comprometido a mejorar las pruebas de fraude tecnológico utilizando escáneres de rayos X y cámaras térmicas y desmontando bicicletas para permitir pruebas más exhaustivas.