Chris Froome (Team Sky)

Chris Froome (Team Sky) supo aguantar los ataques hechos por Alberto Contador en la sexta etapa de la Vuelta a España y mantuvo el liderato de la carrera.

El ciclista británico se vio en problemas después de varios ataques de Alberto Contador a falta de 42 kilómetros cuando subían el último puerto de la jornada.

El líder del Sky dijo que estaba atento a este posible ataque en el último puerto y por eso estuvo cerca a la rueda del madrileño del Trek-Segafredo. Contador con este ataque desordeno el grupo de favoritos y muchos no lograron reintegrarse hasta finalizar el descenso:

«Esperaba que alguien saltara, lo de Contador ha sido impresionante y ha obligado a todos a apretar el ritmo».

A pesar de su mal día en Andorra, Contador sigue siendo una amenaza para Froome y es por ello que no perderá de vista en lo que queda de la Vuelta a España «Quedan dos semanas para Madrid y puede ocurrir cualquier cosa».

Chris Froome también hablo sobre qué motivos tenia para no colaborar cuando junto a Contador habían abierto una brecha con hombres importantes que iban por detrás: «Quedaban 30 km para el final y yo iba cómodo así que no sentí la necesidad de trabajar para dejar a corredores».

A pesar de ser un puerto de segunda categoría y estar a más de 30 kilómetros de línea de meta, la escalada al Puerto del Garbí fue el sitio donde se vieron los momentos más emocionantes de la jornada, no solo por los ataques de Contados, también por la caída de Van Garderen que afectó a Betancur y provocó un corte en el grupo:

«No la vi, pero oí a alguien caer. Este es un recordatorio de que aunque vayas delante, te puedes caer. Hay un factor de suerte en las grandes Vueltas. Tejay es fuerte y creo que se recuperará».