Mikel Landa

La ventana oficial de transferencias está por llegar este 1 de agosto, pero Mikel Landa aún no ha decidido dónde correrá para la temporada 2018. En una entrevista con la emisora Cadena SER Landa dijo que aún estaba en discusiones con Team Sky, pero que un cambio a Movistar también podría estar en las cartas.

Landa ha estado fuertemente vinculado con el equipo español desde antes del Tour de Francia y en una reciente entrevista con El País, mostraba fuertes indicios de que saldría de Team Sky al final de la temporada. Sin embargo, Landa dice que está hablando con el Team Sky y ha tenido conversaciones con el líder del equipo, Chris Froome, pero este último se centra actualmente en su preparación para la Vuelta a España.

«Estamos hablando con Sky, les he dicho que nos demos dos días de margen para volver a la normalidad», dijo Landa a Cadena SER. «También he hablado con Froome, y ahora él se está concentrando en la Vuelta. Me dijo que estaba feliz de que siguiera con el equipo y me agradeció por el trabajo que hice. No sé si el próximo año mi objetivo será el Tour o el Giro, pero es difícil encontrar un lugar en el equipo para el Tour”.

Y añadió: «Movistar es una posibilidad, es un equipo serio y me gusta cómo trabaja. Si no es Sky es posible que sea Movistar. Sería una opción que Nairo sea el líder en el Tour y yo en el Giro”.

En su entrevista con El País después de perder el podio del Tour de Francia por un segundo, Landa expresó sus frustraciones al no tener la oportunidad de luchar por ese lugar. Su particular queja se enfocaba principalmente con la forma en que el Team Sky disputo en el final en alto del Izoard, donde se le pidió que atacara para poner a los rivales de Froome bajo presión. Al final, Froome sólo pudo ganar un par de segundos a Rigoberto Urán (Cannondale-Drapac), mientras que Landa perdía 12 segundos con su líder y Romain Bardet (AG2R La Mondiale). Él dijo que era una situación frustrante y dijo que no quería encontrarse en esa situación de nuevo.

«Siempre quiero ser el líder, de eso no habrá duda», dijo. «He demostrado que puedo disputar la clasificación general y he tenido un año en un nivel deportivo muy bueno, y es el momento de aprovecharlo».

Después de una temporada ocupada con 67 días de carreras y dos Grandes Vueltas, Landa estará disputando sus últimas carreras de la temporada. Esperará sacar provecho de su condición física que le dejo el Tour de Francia en la Clásica San Sebastián de este fin de semana antes de la Vuelta a Burgos la próxima semana.

Il Lombardia el 7 de octubre es también una posibilidad, aunque todavía no se ha puesto en piedra. No habrá una tercera Gran Vuelta este año, aunque él había querido correr la Vuelta a España antes de que fuera incluido en la escuadra del Tour de Francia:

«La Vuelta de este año habría sido demasiado. Lo mejor que puedo hacer después de la Clásica San Sebastián y la Vuelta a Burgos es descansar y pensar en el próximo año», dijo. «No he hablado con Javier Minguez sobre los Mundiales en Bergen».

Escucha la entrevista completa de Mikel Landa: