Alberto Contador (Trek-Segafredo)

Alberto Contador (Trek-Segafredo) fue uno de los animadores de la corta jornada al lanzar un ataque lejano como a los que nos tiene acostumbrados.

El ciclista español lanzo un duro ataque y salto del pelotón junto a Mikel Landa (Team Sky) y se fueron en solitario en punta de la carrera. Con una muy buena colaboración entre los españoles, lograron abrir brecha.

A falta de un kilómetro de coronar el último puerto de montaña de la etapa fueron casados por Quintana y Barguil, quien eventualmente ganara la etapa en un sprint en donde supero al ciclista colombiano.

Contador al término de la etapa se mostraba muy contento y agradecía a los miles de aficionados que lo apoyan a pesar del mal Tour de Francia que estaba haciendo:

«Lo único que puedo hacer es dar las gracias a la gente por el cariño que me dan. No tengo nada que perder, tengo que disfrutar con lo que hago. Si eso también hace disfrutar a la gente en sus casas, genial».

Alberto no ha tenido la suerte en este Tour de Francia. Las caídas le han restado fuerzas y los golpes poco lo dejan descansar en las noches:

«Es un Tour muy difícil, porque estoy en una gran condición pero apenas descanso por la noche. Y psicológicamente, porque las caídas llegan cuando mejor estoy. Me levanto por la mañana como si me hubieran pegado una paliza. Es una pena, pero me voy a dejar la vida por el Trek-Segafredo, que tengo unos compañeros que me están apoyando mucho»

Todos esperaban un ataque de Contador, pero debido sus caídas, pocos sospechaban que podría ser hoy. El salto del pelotón junto a Landa y se planteaba una situación beneficiosa para el Team Sky, o así lo pensaba Alberto Contador:

«Hoy quería dar un vuelco. Cuando me he quedado con Mikel [Landa], estaba perfecto. Era una buena situación para el Sky. No sé qué ha pasado atrás, pero yo he ayudado en todo lo que he podido a Mikel. Todavía hay jornadas y hay que recuperar antes para intentar estar bien en los Alpes».

A pesar del trabaja que venía haciendo la dupla Contador-Landa, el ciclista colombiano prácticamente solo logro cazarlos a falta de un kilómetro del último puerto de la etapa, situación que complicaba el objetivo de Contador por la victoria de etapa:

«Barguil era muy rápido y apenas ha dado relevo. Sabía que tenía mucha chispa y no ha podido ser».

Para Contador, la general está más abierta que nunca:

«Ayer se demostró que Mikel Landa está realmente fuerte y que quedan muchas etapas por delante».