Richie Porte (BMC Racing)

Richie Porte (BMC Racing) ha sufrido una fractura de clavícula y pelvis tras el dramático accidente en la novena etapa del Tour de Francia. Porte había estado con el grupo de favoritos cuando cayó fuerte en una curva donde también se vio implicado Daniel Martin (Quick-Step Floors).

La caída se produjo en el momento que Richie Porte se vio obligado a cruzar por la hierba, antes de caer y luego deslizarse por el asfalto, eventualmente se estrelló abruptamente contra la banca en el lado opuesto de la carretera.

Porte fue tratado por el equipo médico de la carrera antes de ser trasladado al hospital. El equipo de BMC Racing confirmó en un comunicado que Porte se mantuvo estable tras el accidente y respondió a estímulos. Sin embargo, había sufrido abundantes abrasiones superficiales, así como la clavícula derecha fracturada al igual que la pelvis. Una vez más su lado derecho se ha llevado la peor parte, después de fracturarse su hombro derecho en un accidente en los Juegos Olímpicos de Río el año pasado. El equipo cree que no necesitará cirugía en sus lesiones y que podría viajar a casa el lunes.

«Richie Porte fue trasladado al Centro Hopitalier Metropole Savoie en Chambery donde fue evaluado por el Dr. Zerr y se sometió a rayos X para determinar la extensión de sus lesiones. Su condición fue estable desde el principio, respondía a estímulos, y recordó todo lo que ocurrió antes y después del accidente», explicó el doctor Max Testa.

«Los rayos X confirmaron una fractura no desplazada de la clavícula derecha y una fractura no desplazada del acetábulo derecho. Richie también sufrió extensas abrasiones superficiales en el lado derecho de su cuerpo, pero en este momento las lesiones no requerirán cirugía. Re-evaluaran a Richie mañana por la mañana y confirmaran si es lo suficientemente estable como para ser transferidos a casa».

A pesar de que el accidente fue dramático y las lesiones bastante graves, el equipo sigue con la esperanza de que Porte puede estar de vuelta en acción antes de que termine la temporada. Si todas las cosas van con el plan, entonces dicen que él podría competir otra vez en agosto.

«Normalmente, una clavícula y una pelvis fracturadas requerirían de cuatro a seis semanas de recuperación, siempre que no haya complicaciones», explicó Testa. «Si todo sale bien, Richie podría estar de vuelta en la bicicleta a principios de agosto. Basado en la recuperación de Richie, reevaluaremos su programa para el resto de la temporada en consulta con la gerencia de BMC Racing Team”.