André Greipel (Lotto-Soudal)

Antes de la séptima etapa del Tour de Francia, André Greipel (Lotto-Soudal) hizo un llamado a los espectadores a lo largo de la carretera, e incluso, a lo largo de las vallas en el último kilómetro a respetar a los ciclistas y no inclinarse sobre las barreras en los últimos kilómetros.

El Tour de Francia lleva a cabo una campaña de «respetar a los ciclistas», que pide a los aficionados que no hagan cosas como correr junto al pelotón. Pero Greipel dice que incluso en las secciones con barreras los aficionados han causado problemas. Cuando se le preguntó cuán a menudo sucede, su respuesta fue «demasiado a menudo».

«Ayer golpeé a tres espectadores al lado de la carretera, sé que esta carrera es un gran atractivo para los espectadores, pero no deben inclinarse por las barreras para respetarnos y darnos el espacio que necesitamos», dijo Greipel.

«A veces los caminos pueden ser realmente anchos, pero todavía necesitamos las brechas a un lado de las vallas. Por supuesto, es peligroso. Si tienes una cámara y captas todo lo que pasó ayer con los aficionados, una imprudencia puede llevar a todo un pelotón hacia el suelo, y el Tour podría terminar para muchos ciclistas».

Greipel dijo que es posible que los ciclistas evitaran ir tan cerca a las vallas metálicas, pero en medio de un sprint, es un reto poco realista.

«Digamos que usted puede hacer un poco de distancia con los aficionados, pero al final, si alguien está inclinando todo su cuerpo sobre las barreras, entonces estarán muy cerca de nosotros, y la distancia segura que tenemos con los aficionados no sera suficientemente».