Alberto Contador (Trek-Segafredo)

Alberto Contador (Trek-Segafredo) es conocido por los movimientos audaces que pueden explotar carreras en un instante. Ganó su famosa Vuelta a España en 2012 con un ataque de “todo o nada” en Fuente Dé, y realizo un movimiento similar en la Vuelta del año pasado que casi le aseguró un lugar en el podio.

El director del equipo Sky, Nicolas Portal advertía sobre lo «impredecible» que puede ser Contador, pero el español espera poder tomar la camiseta amarilla de una manera más predecible en el Tour de Francia en julio.

«Por el momento, espero que este Tour dependa de mi estado físico», dijo Contador a una sala llena de medios en el hotel del  Trek-Segafredo en el centro de Dusseldorf. «Evidentemente, si tenemos algún contratiempo entonces con este recorrido podemos hacer tácticas diferentes, pero en este momento, espero que no dependa de una hazaña, sino de mi forma física.”

«Creo que es un Tour donde pueden pasar muchas cosas. Es quizás una ruta atípica en términos de montaña. Los Pirineos están prácticamente con los Alpes, pero hay otras tres etapas de montaña antes. En la etapa 9 pasaremos las primeras montañas serias donde habrán diferencias. Tal vez sea un Tour más abierto y uno que sea más difícil de controlar por un equipo”.

Lo que exactamente es el estado de forma de Contador, queda por ver. Contador ha llegado cerca de la victoria cuatro veces esta temporada, en la Ruta del Sol, París-Niza, País Vasco y la Volta a Catalunya. Entre esas cuatro carreras, su margen de derrota colectivo es apenas de un minuto, pero la victoria se le ha escapado hasta ahora. Su salida más reciente vino en el Critérium du Dauphiné, donde él eligió estar tranquilo y preparar el Tour.

«Creo que cuando un ciclista comienza una carrera no pueden estar seguros de que están 100% listos. Hoy pienso que tengo que aceptar que he hecho lo correcto y se confirmará en el camino», dijo Contador.

«Creo que de esta manera he podido llegar más ansioso al inicio de este Tour. En el ciclismo, es realmente exigente llegar en condiciones óptimas para luchar por las victorias. En momentos, era difícil no disputar todas las carreras, pero estaba pensando en este objetivo y que teníamos que hacer esta estrategia. Tenemos estos resultados, y en este momento estoy en mejores condiciones con respecto al año pasado”.

Contador fue tan lejos como para decir que cree que es tan fuerte como lo fue en 2014, cuando afirmó estar en la mejor forma de su carrera, antes de estrellarse y romperse la pierna al final de la primera semana.

«Tenemos que llegar al inicio de la carrera, pero creo que estoy en una forma similar», explicó. Cuando se le pidió que hablara más sobre ello, dijo: «En el número de vatios que puedo hacer, mis tiempos y peso, básicamente en todos los aspectos es similar.»

La crono de 14 kilómetros en Dusseldorf  será importante para todos. Contador será capaz de echar un vistazo a la ruta el sábado por la mañana antes de la etapa, pero él ya sabe que hay algunas secciones difíciles que podrían ser problemáticas.

«No he visto la ruta, pero estoy muy ansioso por verlo porque es muy importante», dijo. «Sé que seis o siete kilómetros serán un poco técnicos y luego habrá algunos caminos anchos también. Mucho dependerá del clima. Mañana veremos qué tramos son más o menos técnicos. Si hay mal tiempo, tendré que ir más rápido en las partes menos técnicas del circuito y no tomar demasiados riesgos en las esquinas. En cualquier caso, tengo que hacer una buena contrarreloj.”

El enfoque general de Contador puede haber sido más «tranquilo» que el año pasado, pero la construcción del Tour de Francia no ha estado sin problemas. El compañero de equipo del español, Andrés Cardoso, fue retirado del equipo a principios de esta semana después de que el test de EPO fuera dado positivo y fuera reemplazado por Haimar Zubeldia. Cardoso fue incorporado desde el equipo Cannondale-Drapac para reforzar su línea de la montaña.

«Para mí, fue una sorpresa. Fue sorprendente, algo que nunca esperaba que ocurriera en este equipo», dijo Contador. «No creo que pueda decir mucho más. Está claro que el equipo tiene una tolerancia cero. Ha sido suspendido. El equipo no puede controlar todo lo que sucede”.