Frenos de disco

La polémica sobre si los frenos de disco tienen un lugar en el pelotón continúa con la decisión de la  Federación Española de Ciclismo (RFEC) en prohibir el uso de frenos de disco durante los campeonatos nacionales españoles la próxima semana.

La RFEC emitió un comunicado de prensa el lunes por la mañana declarando que los ciclistas de las categorías de élite no podrían usarlos.

«El uso de frenos de disco no está autorizado por la RFEC en las categorías Elite UCI y Elite (hombres y mujeres)», dice el comunicado.

La decisión es la última en un polémico desacuerdo sobre el uso de los frenos de disco en las carreras. La UCI realizo pequeños ensayos con frenos de disco al final de la temporada 2015 y luego amplió su alcance para el año siguiente.

Estos ensayos se suspendieron rápidamente luego de un accidente durante París-Roubaix en 2016 cuando Francisco Ventoso recibió un corte en su pierna causado por un freno de disco. La parada repentina de las pruebas obligó a equipos como Roompot Oranje Peloton a realizar cambios rápidos en su equipo antes de las próximas carreras de las Ardenas.

Esta temporada se les vio volver al pelotón con Tom Boonen el cual consiguió la primera victoria con una bicicleta equipada con freno de disco en la Vuelta a San Juan en enero. Muchos equipos más los han estado usando esta temporada, incluyendo a Katusha, Quick-Step Floors, Team Sunweb y Cannondale, mientras que Peter Sagan los ha estado probando en entrenamiento, pero aún no los ha utilizado en carrera.

Hubo más controversia para este sistema de frenado durante el Tour Abu Dhabi cuando Owain Doull (Team Sky) afirmó que un corte en su zapato fue causado por los frenos de disco de Marcel Kittel. El alemán dejó de usar su bicicleta de disco para las siguientes etapas.