Patrick Lefevere

El gerente de Deceuninck-QuickStep, Patrick Lefevere, reaccionó con enojo ante la expulsión de su corredor Iljo Keisse de la Vuelta a San Juan, y dijo que le gustaría sacar a todo su equipo de la carrera.

Los organizadores de la carrera confirmaron el martes por la noche que Keisse había sido descalificado después de que una camarera que trabajaba en un café de San Juan presentó una denuncia policial contra el belga. Ella alegó que le roso con sus genitales cuando fingía un acto sexual mientras ella posaba para una foto con él y sus compañeros.

Iljo Keisse (Deceuninck-Quick Step)
Iljo Keisse (Deceuninck-Quick Step) – Foto: TLSDiario

Lefevere no está en la carrera, pero sugirió que estaría dispuesto a sacar a todo el equipo de la carrera, incluso con Julian Alaphilippe en una posición favorable para ganar el título general después de las dos victorias consecutivas de etapa.

“Si dependiera de mí, todo el equipo dejaría la Vuelta a San Juan”, dijo Lefevere al diario belga Het Laatste Nieuws. “Estamos revisando lo que dicen los reglamentos de la UCI, y luego decidiremos rápidamente si comenzaremos o no”.

Las noticias sobre la foto y la denuncia policial se filtraron el lunes por la noche y luego se confirmó que el caso se presentaría ante el tribunal. Keisse emitió una disculpa pública el martes por la tarde, pero recibió una multa de 3.000 pesos (+/-75$).

Los organizadores emitieron una declaración solicitando que el equipo tomara medidas contra Keisse. Keisse luego compitió en la prueba contrarreloj de la etapa 3, pero al finalizar la jornada los organizadores tomaron la decisión de expulsarlo de la carrera. Lefevere dijo que no estaba de acuerdo con las acciones de Keisse, pero siente que la decisión fue desproporcionada y acusó a la mujer de buscar dinero.

“Por supuesto, no estoy contento con la postura de Iljo”, dijo Lefevere. “Eso está mal, y él mismo lo sabe. Pero él pagó una multa de 70€ y la policía cerró el caso. Y sin embargo, esa mujer continúa con eso. Ella querrá dinero, ¿verdad? “

Antes de que Lefevere hiciera sus comentarios, la camarera de 18 años, que no había sido nombrada, había insistido en que sus quejas no tenían motivaciones financieras. “No quiero plata, mis papás tienen plata y si yo trabajo aquí es por no tener que pedirles dinero”, le dijo a diario español Marca. “No denuncié por dinero, sino por dignidad”.

La etapa 4 de la Vuelta a San Juan está programada para comenzar a las 11 am hora local del miércoles. No ha habido ningún anuncio oficial del equipo Deceuninck-QuickStep sobre si continua participando en la carrera.