Mark Cavendish

El ciclista británico Mark Cavendish es precavido y se mostró tímido al hablar sobre su estado de forma en su debut esta temporada en la Vuelta a San Juan 2019.

Aparentemente, estaba feliz de haber vuelto al pelotón después de dos temporadas interrumpidas por la mononucleosis y accidentes que no han dejado desarrollar con tranquilidad su estado de forma.

Cavendish llegó a Argentina al mismo tiempo que sus compañeros de Dimension Data y muchos de los otros corredores que estarán en acción durante la carrera de una semana que comienza este domingo. Viajaron desde Europa, mientras que Cavendish venía de California, donde había estado entrenando durante varias semanas, a menudo haciendo grandes esfuerzos con Geraint Thomas (Team Sky), Pete Kennaugh (Bora-Hansgrohe) y el piloto de MotoGP y amigo cercano Cal Crutchlow.

Cavendish no ha corrido desde la Clásica RideLondon-Surrey a fines de julio, luego de haber sido forzado a descansar y dejar que su cuerpo se recupere de un segundo episodio de mononucleosis. El virus probablemente estaba afectando sus actuaciones, incluso mientras luchaba por victorias de etapa en los sprints del Tour de Francia. Después de varios meses de descanso, ha aumentado gradualmente su entrenamiento durante el invierno y espera hacerlo bien en los primeros meses de la temporada 2019 después de decidir quedarse con el Dimension Data un año más.

Cumplirá 34 años en mayo y está a punto de comenzar su 13ª temporada como profesional, pero su espíritu competitivo y su carácter parecen intactos. Comprensiblemente es cauteloso acerca de sus posibilidades de victoria ante Fernando Gaviria (UAE Team Emirates), Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) y Álvaro Hodeg (Deceuninck-Quick Step) en los sprints en la Vuelta a San Juan. Su preparación para 2019 es mucho más gradual, y las cosas se harán más lentamente.

“Siempre es un poco desconocido llegar a la temporada, especialmente después de un descanso de seis meses, pero es bueno volver a las carreras, especialmente después de un largo entrenamiento”.

“Todos esperan la temporada, especialmente cuando es una carrera bastante relajada como aquí en San Juan”, dijo Cavendish al llegar a San Juan antes de salir a su primer viaje con sus compañeros de equipo a 35 °C de temperatura.

Cavendish parecía realmente feliz de estar de vuelta. Otros ciclistas ahora dominan los sprints, pero es una de las estrellas mundiales del deporte y fue perseguido por los fanáticos locales tan pronto como llegó a San Juan para hacer fotos y autógrafos.

“Es mi trabajo, pero espero volver a correr de nuevo”, admitió Cavendish. “No sé en qué punto estoy. Solo estoy entrenando, solo haciendo lo que puedo para volver después de dos años de mononucleosis”.

No tiene grandes expectativa sobre el primer sprint del domingo, pero admitió tener algunos nervios a medida que las horas para el inicio se acercan.

“Tendremos que ver. No lo sé. He estado fuera por mononucleosis durante dos años, solo tendremos que ver”, dijo. “Nunca sabes cómo vas a ir a la primera carrera. Es lo mismo para todos”.