Vuelta a España

La Vuelta a España 2019 mantendrá la esencia mostrada en los últimos años con una gran cantidad de finales en alto en territorio inexplorado. Según un informe del diario español AS, el recorrido contará con ocho finales en alto, la mitad de los cuales serán nuevos en la carrera.

Además del abundante terreno montañoso, el diario AS también informó que la organización buscaba crear una carrera intensa sin etapas que superen los 200 km. El Tour de Francia y el Giro de Italia a menudo presentan etapas de más de 200 kilómetros, pero la Vuelta a menudo se ha alejado de este formato. Este año, la etapa 11 para Luintra fue la única que superó los 200 kilómetros de longitud, mientras que la última Vuelta que no tuvo etapas sobre esa marca fue la edición de 2012 donde Alberto Contador se corono campeón.

La ruta completa de la Vuelta a España 2019 no se dará a conocer hasta el 19 de diciembre, pero partes de los recorridos se han ido filtrando gradualmente en varios medios de comunicación español. En este momento, la única certeza es que la carrera comenzará en Alicante en el parque natural de Las Salinas de Torrevieja el 24 de agosto. La primera etapa será una contrarreloj, aunque aún no se ha confirmado si será individual o por equipos. La carrera pasará dos días más en la región de Alicante antes de continuar.

Después de eso, nada es seguro, pero las piezas del rompecabezas están cayendo en su lugar. Olga Gelebert, ministra de Cultura, Deporte y Juventud de Andorra, dijo a El Periòdic d’Andorra el mes pasado que la Vuelta regresaría a la región por tercer año consecutivo. Las montañas de Andorra, hogar de varios corredores profesionales, se han convertido en una característica popular de la Vuelta y del Tour en las últimas temporadas. Aún no está claro dónde irá la ruta, pero Cortals d’Encamp, donde Mikel Landa ganó en 2015, ha sido mencionado como un posible final.

Otra visita al extranjero también puede estar en las cartas con la ciudad francesa de Pau. Se ha rumoreado una contrarreloj, aunque ya está programado para albergar una etapa de contrarreloj para el Tour de Francia en julio.

El periódico vasco El Correo informó a principios de este mes que la carrera se aventuraría a través de la región con un final de etapa en Bilbao. Desde allí, se dirigiría hacia las montañas cántabras y el formidable ascenso de Los Machucos. La escalada de nueve kilómetros hizo su debut en 2017 con Stefan Denifl tomando la victoria. La escalada promedia 9% con picos del 30% y seguramente tendrá un impacto en la lucha por la clasificación general.

Stefan Denifl (Aqua Blue Sport)
Stefan Denifl (Aqua Blue Sport)

A lo largo de la costa norte, también se espera que la carrera se dirija a Asturias una vez más durante tres etapas. Habrá dos finales en alto, así como un posible día para los velocistas en la capital de la región, Oviedo, primera vez sede de la carrera desde 1987.

El Puerto de la Cubilla y el Alto del Acebo albergarán los finales en alto, y son dos de las nuevas incorporaciones a la carrera. En contraste con el deseo general de la Vuelta de encontrar subidas cortas y fuertes, estos dos son un poco más tendidos. La Cubilla es una escalada de 27 kilómetros que es una ruta muy popular para los ciclistas. Tiene un promedio del 5% y un máximo de 10%. El Alto del Acebo es un poco más conocido por los fanáticos de las carreras profesionales, ya que se utiliza regularmente para la Vuelta a Asturias. Tiene solo 10 km de largo y promedia el 8.2%.

En la última semana de la carrera, AS informa que la ruta comenzará su camino desde Asturias hacia Madrid, evadiendo la región de Galicia, que fue sede de dos etapas de la carrera en 2018.

A medida que avanza hacia el sur, la carrera tendrá una etapa desde Aranda de Duero hasta Guadalajara. También se prevé una etapa en la provincia de Ávila, en las afueras de Madrid. Según el Diario de Ávila, será la penúltima etapa de la carrera y contará con un final en alto en la Sierra de Gredos.

Un final en Toledo, al sur de Madrid, también podría estar en las cartas después de que el presidente de la provincia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, pidiera a los organizadores que realizaran una etapa. Espera honrar el 60 aniversario de la victoria general del ciclista local Federico Bahamontes en el Tour de Francia.

La etapa final será la tradicional. La etapa final se llevará a cabo el 15 de septiembre desde Fuenlabrada hasta el centro de Madrid.