Burgos-BH

La UCI anunció el viernes que la Comisión Disciplinaria suspendió al Equipo Continental Profesional Burgos-BH por 21 días, desde el 16 de enero hasta el 5 de febrero de 2019, luego de una serie de pruebas de dopaje positivas.

La suspensión está en conformidad con el artículo 7.12.1 de las Reglas Antidopaje (ADR) de la UCI que estipulan una “Suspensión de equipo”. La UCI remitió al equipo a la Comisión Disciplinaria porque tuvo dos violaciones a las reglas antidopaje dentro de un período de doce meses.

Tres ciclistas del Burgos-BH arrojaron positivo con David Belda, el primero en ser sancionado en diciembre de 2017. Se le impuso una suspensión de cuatro años después de que su prueba de EPO fuera positiva en dos controles separados fuera de competición en marzo de 2017.

En el último mes, otros dos ciclistas del Burgos-BH fueron sancionados formalmente con suspensiones de igual duración. Ibai Salas fue suspendido durante cuatro años luego de que se detectaran anomalías en su pasaporte biológico, mientras que Igor Meriño recibió la misma sanción luego de que diera positivo a la hormona del crecimiento humano.

La decisión de la Comisión Disciplinaria de la UCI de suspender a Burgos-BH está en línea con la decisión del equipo de auto-suspenderse de la competencia. La semana pasada anunciaron que se abstendrán de participar en la Tropicale Amissa Bongo y el Challenge Mallorca en enero y febrero del próximo año.

Julio Andrés Izquierdo, gerente del equipo, dijo que Burgos-BH tendrá un campamento de tres semanas en ese período, durante el cual trabajará en una política interna contra el dopaje.

“Hemos decidido voluntariamente realizar una suspensión automática de la competencia para dedicarnos exclusivamente a la prevención del dopaje”, dijo Izquierdo. “Esta reunión durará tres semanas, donde se llevarán a cabo entrenamientos, seminarios y reuniones con especialistas en antidopaje”.

Izquierdo también dijo que el equipo lanzaría un nuevo régimen de pruebas internas para la temporada 2019.

“Hasta ahora nos hemos centrado en el pasaporte biológico y el ADAMS, pero en 2019 queremos ir más lejos”, dijo. “Haremos controles internos para tener un conocimiento exacto de cada uno de nuestros corredores. En Burgos-BH siempre nos hemos tomado muy en serio la lucha contra el dopaje”.