Elia Viviani (Quick-Step Floors)

Elia Viviani ha disfrutado de una prolífica primera temporada con Quick-Step Floors, y ahora se está preparando para ganar la Milán-San Remo en marzo.

Viviani le dijo al sitio web belga sporza.be el lunes que pensaba que la carrera italiana de un día era el único Monumento que podía ganar, y que era su principal objetivo para 2019.

También le dijo que tendría que “esperar y ver” si corría en el Giro de Italia, que realizó en 2018, logrando cuatro victorias de etapa allí, o en el Tour de Francia, que se perdió este año en favor de su compañero Fernando Gaviria quien lidero al equipo belga allí, logrando dos victorias de etapa.

Pero con Gaviria fuera tras haberse mudado al UAE Team Emirates para 2019, Viviani vuelve a ser el sprinter líder en el equipo que se llamará Deceuninck-Quick Step el próximo año.

“Por un lado, me gustaría estar en el inicio del Giro como campeón italiano, ya que el final está en mi región natal [Véneto]”, dijo Viviani a Sporza.

“Por otro lado, es el momento adecuado para el Tour de Francia, ya que Fernando ya no está corriendo para nosotros, y con el Tour comenzando en Bruselas, y yo corriendo para un equipo belga. Pero esperemos y veamos cómo empiezo la temporada”, dijo.

Habiendo conseguido esas cuatro victorias de etapa en el Giro, y luego otras tres victorias de etapa en la Vuelta a España de este año, Viviani quiere completar el set.

Elia Viviani (Quick-Step Floors)
Elia Viviani (Quick-Step Floors)

“Todavía faltan victorias de etapa en el Tour para mi palmarés”, dijo, pero antes de tomar una decisión sobre cuál será su programa de verano, Viviani se concentrará en Milán-San Remo al comienzo de la primavera.

“San Remo es mi primer objetivo principal de 2019”, dijo. “La Primavera es quizás el único monumento que puedo ganar, así que voy a trabajar muy duro para ganarlo”.

“Es una carrera extraña. Puedes sentirte bien y, sin embargo, de repente, pueden estar a más de 10 kilómetros del final”, afirmo el ciclista italiano. “Eso me sucedió este año. Estaba listo para correr al segundo lugar [detrás del ganador en solitario Vincenzo Nibali]. En la Vía Roma, me puse sobre los pedales y de repente no me quedó nada en el tanque. Lo que quizás no sea tan inusual después de casi 300 kilómetros de carrera”.

Viviani tuvo que contentarse con el puesto 19 ese día, pero dice que el apoyo de su nuevo equipo Quick-Step este año ha sido fundamental en lo que el italiano considera el mejor año de su carrera hasta el momento.

“Hice el paso gracias al equipo, que formó un grupo agradable a mi alrededor y me convirtió en un líder, lo que también me ayudó a fortalecerme mentalmente”, dijo Viviani. “El equipo está en buenas manos, pero al mismo tiempo también somos una familia: los corredores y la administración están muy cerca unos de otros, lo que le ayuda a lograr resultados”.

Elia Viviani
Elia Viviani (Quick-Step Floors)

Habiendo ganado el Gent Six con Iljo Keisse el fin de semana, Viviani ahora entra a la temporada baja con la confianza que le brinda haber tenido un año tan exitoso. Además de sus victorias de etapa en Grandes Vueltas, también ganó etapas en el Tour Down Under, el Tour de Dubái, el Tour de Abu Dhabi y la Adriática Iónica, así como victorias de un día en el Driedaagse De Panne y el EuroEyes Cyclassics Hamburg.

“Todos los años, empujo mis límites”, dijo Viviani. “Alcancé mi objetivo en los Juegos Olímpicos [ganando oro en la pista en el Omnium en 2016], y ahora sueño con ganar grandes carreras en la ruta.”

“Estuve cerca de Gent-Wevelgem”, dijo, refiriéndose a su segundo lugar en la carrera belga de un día en marzo, donde fue derrotado por Peter Sagan (Bora-Hansgrohe). “Ahora Milán-San Remo también está en mi lista de deseos”.