Julian Alaphilippe (Quick-Step Floors)

El francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) ha confirmado que la temporada 2019 inciara para el en la Vuelta a San Juan para luego dirigirse al Tour Colombia.

Alaphilippe también ha confirmado que volverá a apuntar a las Clásicas de las Ardenas en 2019, además de disputar la Strade Bianche y la Milán-San Remo como posibles objetivos al comienzo de la temporada.

El francés comenzará su temporada 2019 en Argentina en la Vuelta a San Juan, quedándose en Sudamérica para competir en el Tour Colombia 2.0 donde enfrentará a Chris Froome y Egan Bernal (Team Sky), Rigoberto Urán (EF Education First) y Miguel Ángel López (Astana).

Alaphilippe ha disfrutado de un invierno discreto después de la gran decepción del Campeonato del mundo de Innsbruck, saltándose el Giro de Lombardía y los critérium de final de temporada en Japón y China, prefiriendo pasar tiempo en casa. Su habilidad al sprint y su capacidad para escalar convirtieron a Alaphilippe en el líder del equipo francés, pero no pudo seguir a Alejandro Valverde, Michael Woods y su compatriota Romain Bardet en el empinado muro de Höll.

A pesar de su decepción en Innsbruck, Alaphilippe tuvo una exitosa temporada 2018 con Quick-Step Floors, ganando la Flecha Valona por delante de Valverde, la Clásica San Sebastián, el Tour de Gran Bretaña y dos etapas en el Tour de Francia más la camiseta de lunares de la montaña. Su carácter amistoso, sus habilidades para manejar bicicletas y su éxito lo han convertido en el nuevo héroe de los fanáticos franceses del ciclismo.

El viernes por la noche fue honrado en su ciudad natal de Saint-Amand-Montrond, en el Centro-Valle de Loira de Francia. Alaphilippe reveló su calendario de carreras en 2019 al periódico local Le Berry Republicain y a través del equipo de Quick-Step Floors.

“La temporada pasada fue realmente memorable, pero eso es historia ahora y lo único que importa es lo que el próximo año traerá en términos de resultados. Estoy muy motivado para mantener la pelota en movimiento, sumarme a los resultados que he disfrutado junto con este fantástico equipo y mostrar de lo que soy capaz, ya que confío en que todavía no he alcanzado mis límites”, dijo Alaphilippe.

“Comenzando temprano, en Argentina, un país en el que solo escuché grandes cosas de Max Richeze, y luego en Colombia, donde obtuve mi primera victoria en 2018, me dará la oportunidad de encontrar mis piernas de inmediato y sentar las bases de lo que espero sea otro año hermoso y memorable”.

Alaphilippe se unirá con sus compañeros de Quick-Step Floors para un primer campamento de entrenamiento de invierno en Calpe, España.

Alaphilippe corrió en París-Niza en 2018, pero le explicó a Le Berry Republicainthat que irá a Italia a principios de marzo y pasará por Strade Bianche y Tirreno-Adriático antes de Milán-San Remo.

“Mi primera clásica será la Strade Bianche y mi primera carrera por etapa es Tirreno-Adriático. También haré el Milán-San Remo”, confirmó, recordando que terminó tercero en el Milán-San Remo en 2017 después de disputar el sprint final con Michal Kwiatkowski y Peter Sagan.

“Después de eso, debería hacer más o menos las mismas carreras que el año pasado: Vuelta al País Vasco y las Clásicas de las Ardenas”.

Alaphilippe asistió a la presentación del Recorrido del Tour de Francia 2019 y vio varias oportunidades de victorias, pero estaba ansioso por no pensar en el Grand Boucle por ahora.

“Francamente todavía es muy temprano. No estoy pensando en eso todavía. Por supuesto, la ruta parece bastante difícil, debería haber buenas oportunidades, pero no vayamos demasiado rápido, todavía tenemos tiempo para estudiar todo”, concluyó.