Pieter Serry (Quick-Step Floors)

Los inspectores de control de dopaje arruinaron la Gala de Flandes para Pieter Serry (Quick-Step Floors) después de ser sometido a un control de dopaje mientras asistía al evento.

El trofeo Flandrien es un premio otorgado por el periódico belga Het Nieuwsblad y ese día es muy especial para la comunidad ciclista del país. Serry estaba entre los corredores invitados en la gala en el Casino Kursaal de Ostende, pero al principio de la gala el presentador Karl Vannieuwkerke tenía un anuncio para él.

“Esto no es una broma, ¿puede Pieter Serry puedes ir a la salida del casino? Dos inspectores de dopaje lo están esperando”, anunció el presentador durante los primeros minutos de la gala.

“Para cumplir con las reglas de dopaje, tengo que indicar todos los días las veces que estoy en casa”, dijo el ciclista al periódico Het Nieuwsblad. “En mi caso, esto es entre las 7 y las 8 de la mañana, pero hoy estaban en mi puerta por la noche. Lo vi en mi teléfono cuando estaba en Ostende para la gala. Si no hubiera contestado el teléfono, no podían hacer nada, pero yo conteste.”

“Les dije que no quería ir y que no podía ir. Luego les pasé los detalles del casino Kursaal y les dije que vinieran aquí”.

Serry no estaba contento con la visita de los inspectores fuera de los horarios en que había indicado que estaba disponible para las pruebas. “Esto me parece realmente ridículo”, dijo el belga. “Me revisaron hace dos semanas.”

“Entiendo que debe haber chequeos y que las personas tienen que hacer su trabajo, pero dos chequeos inmediatamente después del otro, fuera de temporada, es simplemente una pérdida de dinero. Me siento como un prisionero con un monitor en el tobillo”.

El Trofeo Flandrien fue otorgado a Yves Lampaert, después de cinco años ganados por Greg Van Avermaet, mientras que el Premio Internacional fue otorgado a Tom Dumoulin, el premio Cyclocross a Mathieu van der Poel y el premio femenino fue para Sanne Cant.