Chris Froome

El británico Chris Froome, quien ha confirmado su participación en el Tour de Francia 2019, dio su opinión sobre el recorrido de la ronda gala y da a Quintana como unos de los favorecidos por el recorrido.

Froome finalizo en la tercera posición en el Tour de Francia 2018 y de inmediato maniste sus intenciones de disputar la Gran Vuelta francesa el próximo año, dejando a un lado la posibilidad de defender su título en el Giro de Italia 2019.

El británico fue uno de los ciclistas invitados por la organización del Tour de Francia a la ceremonia donde se presentaría oficialmente el recorrido para el próximo año.

Finalizada la ceremonia, Froome dio declaraciones y dejo ver su disgusto por los pocos kilómetros de contrarreloj que hay en el Tour de Francia 2019.

“Pensaba que con la eclosión de Tom Dumoulin habrían más kilómetros de contrarreloj”, aseguró Froome, que se mostró a favor de competencias “más completas, con más kilómetros contrarreloj que respeten todas las facetas del ciclismo”.

El Tour de Francia 2019 solo contara con solo 54 kilómetros de contrarreloj, una por equipos de 27 kilómetros en la segunda etapa, y otra individual de 27 kilómetros en la etapa 13.

Otro punto característico de la próxima edición del Tour es la gran cantidad de puertos de montaña, pero sobresale aún más el elevado número de puertos que se disputaran sobre los 200 metros de altitud.

Este factor abre la puerta a que los escaladores puros se metan en la pelea con más fuerza al título. Sobre este tema, apunto a que ciclistas como Quintana contaran con una ventaja natural por haber nacido en altura:

“Con más montaña y más llegadas a más de 2.000 metros va a ser más difícil”, dijo Froome, que consideró que “los corredores nacidos en altura, como Quintana, van a tener más ventaja en el Tour”.

“Las llegadas en alto son buenas porque dan oportunidades de arriesgar. Si solo hay una o dos es negativo”, agregó.