El francés Romain Bardet (AG2R La Mondiale) fue la nueva víctima de las imprudencias de los fanáticos a las orillas de la carretera en el Giro de Lombardía.

Bardet sufrió una caída cuando subía el duro asenso al Muro de Sormano debido a la imprudencia

Bardet ya venía pasándola muy mal en las duras rampas del muro y estaba descolgado del grupo de punta. Cuando faltaban pocos metros para coronar e puerto sucedió el desafortunado hecho.

Un aficionado se asomaba demasiado a la orilla de la carretera y con la correa de su cámara hizo caer al ciclista francés junto a un ciclista del Quick-Step Floors.

Afortunadamente para Bardet no fue una caída para lamentar, pero definitivamente lo dejo fuera de la contienda por la victoria. Finalmente, Romain Bardet pudo subirse a su bicicleta pero al final término retirándose de la competencia.

Este hecho hace recordar al sucedido con Vincenzo Nibali en el Tour de Francia donde se vio en una situación similar, con la gran diferencia que el ciclista italiano a pesar subir a su bicicleta y finalizar la etapa, se vio obligado a abandonar la carrera debido a una fractura en sus vertebras.