Egan Bernal (Team Sky)

El joven colombiano Egan Bernal (Team Sky) impresionó una vez más con una destacada actuación en el Giro de Lombardía 2018 donde finalizo en la posición 12.

Con una gran actuación en la última parte de la carrera, Bernal pudo estar junto al grupo de favoritos después de un descenso brutal del Muro di Sormano.

Habiendo demostrado la excelente habilidad del colombiano en el vertiginoso descenso, Bernal pudo conectar y comenzó a trabajar junto con Thibaut Pinot (Groupama-FDJ), Vincenzo Nibali (Bahréin-Mérida) y Primoz Roglic (Lotto NL-Jumbo) mientras la carrera se dirigía a su fase final.

Finalmente, fue distanciado cuando Pinot y Nibali aceleraron en la subida de Civiglio, Bernal se acomodó nuevamente en un grupo de persecución, y finalmente terminó a la rueda del campeón mundial Alejandro Valverde (Movistar Team) en Como.

Pinot fue capaz de distanciar a Nibali en la penúltima escalada de la carrera y logró un hueco en la carrera, lo que finalmente lo llevó a la victoria en el último Monumento de la temporada.

Después de la carrera, Bernal puso su resultado en contexto, terminando su temporada en un alto nivel luego de regresar de un fuerte accidente en la Clásica San Sebastián.

Sobre cómo se siente con el resultado obtenido en Lombardía, esto dijo Bernal en declaraciones recogidas en el portal web del Team Sky: “Estoy contento con el resultado. Estoy feliz porque estuve dos meses sin carreras y empecé a correr otra vez hace una semana. Quería hacer un buen resultado aquí y llegué 12º.”

“Pero tengo que ser feliz, ya que es normal que tenga que recuperarme después del accidente. Ahora he terminado la temporada con algunas buenas carreras y he podido ayudar al equipo, así que estoy feliz por eso”.

En un descenso espectacular que lo vio cerrar una brecha significativa con los líderes en ese momento de la carrera, agregó: “Estaba realmente concentrado en llegar al primer grupo porque sabía que en la última subida no estaría con ellos. Así que preferí hacer un descenso rápido, pero siempre sin correr riesgos, siempre estaba bajo control. Pude volver con los líderes, lo que fue realmente bueno”.