Peter Sagan (Bora-Hansgrohe)

Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) ha dicho que podría disputar Lieja-Bastogne-Lieja por primera vez en su carrera la próxima temporada.

Sagan ha corrido previamente Amstel Gold Race donde finalizo en la tercera posición en 2012 pero nunca ha ido a disputar ‘La Decana’.

En los últimos años, Sagan generalmente terminaba su primavera en París-Roubaix, ocasionalmente llegando hasta Amstel Gold Race, pero esta vez se está pensando si extender un poco su primer bloque de carreras y hacer su debut en Lieja en 2019.

“Tal vez, tal vez. Todavía no sabemos porque lo vamos a decidir durante la temporada”, dijo al portal de noticias Cyclingnews. “Nunca he ganado en ese tipo de perfiles, y creo que será muy difícil disputar San Remo y Lieja, pero ya veremos”.

Entre sus principales objetivos para la temporada, Sagan lo tiene claro. Cuando le preguntaron qué título le faltaba a su palmarés y que le gustaría ganar, dijo, “San Remo”, sin titubear, pero luego agregó: “y otra Flandes y Roubaix, tal vez”.

Sagan hizo su debut en Milán-San Remo en 2011, terminando 17º, a 27 segundos detrás del ganador. Él ha estado llamando a la puerta de la victoria desde entonces. Terminó en el top 10 en seis de las últimas siete ediciones y estuvo dolorosamente cerca de la victoria la temporada pasada cuando fue superado por Michal Kwiatkowski (Team Sky) en la línea de meta.

Peter Sagan, Michal Kwiatkowski y Julian Alaphilippe
Peter Sagan, Michal Kwiatkowski y Julian Alaphilippe

La primera victoria en un monumento para Sagan se produjo en Bélgica cuando ganó el Tour de Flandes en 2016 con un ataque lejano. Le tomó dos años y un movimiento similar para que Sagan se llevara su segundo Monumento este año en París-Roubaix.

“Estoy muy feliz por este año porque fue especial ganar Roubaix con la camiseta del arco iris”, dijo.

Mientras que los monumentos han sido más difíciles de conseguir, las camisetas verdes del Tour de Francia han sido dominadas a sus 28 años. Esta temporada consiguió su sexta camiseta verde y empato el record de todos los tiempos de Erik Zabel. Podría haber roto el récord si no hubiera sido descalificado del Tour de Francia en 2017.

“No, estuvo bien”, dijo Sagan. “La decisión se tomó, y luego la UCI vino a pedirme disculpas por la decisión. No podemos retroceder el tiempo”

Sagan hizo lo que se había propuesto, y se llevó otra victoria en la clasificación de puntos, superando a Alexander Kristoff (UAE Team Emirates) por un enorme margen de 231 puntos.

“Estaba pensando en hacerlo seis veces seguidas, pero después del año pasado, eso era imposible”, bromeó.

Pero no fue nada fácil para Sagan llegar a parir y reclamar su sexta camiseta verde. Una rara caída en un descenso durante la corta etapa 17 desde Bagnères-de-Luchon hasta Saint-Lary-Soulan lo dejó con cortes y moretones en las piernas y la espalda, y tuvo que batallar hasta la última etapa de montaña, un día que categorizo como el más duro en la bicicleta.

“Estaba pensando en terminar solo una etapa, esa etapa difícil, donde tuve problemas desde el principio con las pequeñas subidas. Después, pensé, ‘tengo que terminar la etapa, pase lo que pase. Tengo que terminar y luego estaré bien. Luego terminaré el Tour de Francia. Nunca estuve pensando en rendirme.”

“En el podio, estaba pensando: ‘Qué estúpido accidente’. Fue un día largo, y tal vez estaba demasiado relajado, así que me equivoqué y me estrellé muy mal. Arriesgué todo el Tour de Francia por nada”.

Con más de 13,000 kilómetros este año, Sagan se dirige a la temporada baja antes de comenzar su campaña 2019 en el Tour Down Under.