Enric Mas (Quick-Step Floors)

Una de las grandes figuras en la tercera semana de la Vuelta a España 2018 es el joven español Enric Mas (Quick-Step Floors) quien se ha mostrado intratable en las últimas etapas.

El viernes pasado, Enric Mas (Quick-Step Floors) quedó 12° en la general en la Vuelta a España mientras tomaba dosis diarias de antibióticos. El español de 23 años ha sido ampliamente calificado como “el próximo Alberto Contador”, pero parecía que cualquier esperanza de un gran avance en el Grandes Vueltas tendría que posponerse hasta la próxima temporada.

Qué diferencia puede hacer una semana. Su enfermedad ha desaparecido y Mas ha escalado nueve lugares en el espacio de cinco etapas y se encuentra en una posición de podio a solo tres días de llegar a Madrid.

El ascenso de Mas comenzó en la etapa 13, la primera de las tres cumbres en Asturias, donde terminó como el mejor del resto, detrás de Nairo Quintana (Movistar Team) y Simon Yates (Mitchelton-Scott). Estuvo a solo unos segundos del ritmo en la etapa 14 y terminó al lado de los grandes favoritos en Lagos de Covadonga la mañana siguiente.

Después de cuidar cautelosamente un lugar en el top 10 mientras se recuperaba de la enfermedad, en el primer día de descanso se encontró sexto en la general, pero su ascenso solo se ha acelerado en las siguientes 48 horas. Se ubicó sexto en la contrarreloj de la etapa 16 para superar a Miguel Ángel López (Astana), y mostrar la indicación más clara hasta ahora de que posee el conjunto de habilidades necesarias para ganar una Gran Vuelta. Finalmente, en el escarpado final del miércoles sobre Monte Oiz, fue el primer ciclista favorito de la general en cruzar la línea y saltó al podio de forma provisional.

“Soy tercero, el equipo está haciendo un gran trabajo, así que estoy feliz”, dijo Mas mientras se calentaba en los rodillos.

“Dije que en la tercera semana me iría bien y por el momento, ayer y hoy me sentí bien. No sabía cómo responderían los demás hoy, pero afortunadamente respondí un poco mejor”.

Habiendo superado todas las expectativas hasta ahora, y mostrándose en gran forma en los últimos días, la única pregunta ahora es, ¿hasta dónde puede llegar?

Está a 57 segundos de Alejandro Valverde (Movistar Team) y a 1:22 del líder Simon Yates (Mitchelton-Scott). A pesar de lograr distanciar a Yates por ocho segundos en la línea de meta en Monte Oiz, sugirió que es muy difícil desbancar al británico.

“Hoy vimos que Yates tenía a su hermano [Adam] trabajando para él”, señaló Mas. “No es como si no hubiera hecho nada en toda la carrera, pero parece que el equipo lo ha retenido específicamente para esta última semana, y se podía ver lo bien que iba allí”.

Aun así, hay una sensación de que, en la locura de la Vuelta a España de Enric Mas, cualquier cosa podría pasar. Ni siquiera él sabe qué puede hacer.

“Todavía quedan cuatro días y solo necesito mantener los pies en el suelo y disfrutarlo”, dijo, antes de que le preguntaran cual es el techo de sus ambiciones.

“Madrid”, dijo. “El techo está en Madrid”.