Simon Yates (Mitchelton-Scott)

El británico Simon Yates (Mitchelton-Scott) llego al segundo día de descanso en lo más alto de la clasificación general de la Vuelta a España 2018.

Para el británico no es extraño verse como líder en el segundo día de descanso de una Gran Vuelta, o vivió así en el Giro de Italia de este año, aunque lo que vino después de ese día no le trae los mejores recuerdos.

Pero en esta ocasión las diferencias entre los primeros en la clasificación general de la Vuelta a España no son amplias. En la segunda semana de la Vuelta, con una ventaja de tan solo un segundo, Yates y Mitchelton-Scott tomaron la decisión de cederle la ventaja a un ciclista que no fue considerado como amenaza para la General, Jesús Herrada del Cofidis.

Al finalizar la semana, y Valverde ahora está detrás de Simon por 26 segundos, todavía muy cerca, pero no respirando por el cuello de Yates casi tan cerca como en el primer día de descanso en Salamanca. Del mismo modo, el déficit de Quintana es ahora de 30 segundos.

Más importante aún, Quintana no pudo hacer diferencias sobre Yates el domingo con la subida a Lagos de Covadonga, la misma escalada en la que arrebató el liderato hace dos años y mantuvo la ventaja hasta Madrid. En las montañas, Yates ha sido en algunos días un poco superior a sus rivales, en otros ha estado un poco rezagado, pero por ahora, mantiene el control de la Vuelta con solo seis días para legar a Madrid.

“Me sentí bien [en las subidas], pero las diferencias aún son pequeñas, la clasificación general está muy cerca, realmente no estoy dominando”, dijo Yates en una conferencia de prensa informal frente a su hotel en Santander. El británico no señalo a un rival en particular como un favorito absoluto. “Todos están muy cerca, las diferencias son solo unos segundos. Eso puede continuar, y la contrarreloj puede ser muy importante”.

Sin diferencias claras establecidas en las montañas, la contrarreloj de 32 kilómetros del martes adquiere una importancia aún mayor de la normal. Yates aún no había examinado el recorrido, pero con su actuación por encima de las expectativas en la crono del Giro de Italia 2018 todavía cerca en su espejo retrovisor, parece discretamente optimista sobre sus posibilidades.

Cuando se le preguntó si podía mantener el liderato, Yates dijo simplemente: “Depende de cómo vayan las piernas y cómo me vaya, mis rivales… Muchos de nosotros también estamos muy cerca en la contrarreloj”.

Yates identificó a Valverde, un ex campeón nacional de contrarreloj con una sólida trayectoria en pruebas contrarreloj en Grandes Vueltas, como el hombre que podría tomar la mayor ventaja en la contrarreloj. Thibaut Pinot (Groupama-FDJ) y Steven Kruijswijk (Lotto NL-Jumbo) también figuran entre la lista de contendientes de la General que Yates espera que brillen en Torrelavega el martes.

En cuanto a sus propias posibilidades, Yates dice que “siempre confía en mis propias habilidades. Creo que tengo un gran contrarreloj, todos los demás no están de acuerdo. Poco a poco voy mejorando. Haré mi mejor esfuerzo.”