Geraint Thomas

Geraint Thomas ha insinuado que renovará su contrato con Team Sky, a pesar de tener varias ofertas de distintos equipos que le prometer ser el único líder.

Thomas, que ganó el Tour de Francia en julio, finaliza su contrato este año y postergó las negociaciones hasta después de la carrera francesa de este año. Team Sky desea conservar su último ganador del Tour, pero el mayor valor y pedigrí de Thomas ha despertado el interés de otros equipos.

A principios de esta semana, CCC confirmó que habían puesto una oferta sobre la mesa y se la presentaron al agente de Thomas. El equipo polaco se fusionará con los restos del equipo BMC Racing el próximo año y carecerá de un líder para Grandes Vueltas. Podrían garantizar el estado de liderazgo de Thomas para el Tour de Francia, un problema que podría tener en Team Sky debido a la presencia de Chris Froome. Trek-Segafredo y varios otros escuadrones habían mostrado interés en Thomas a principios de año.

Sin embargo, el jueves, Thomas le dijo a la BBC que había un acuerdo con Team Sky, un equipo del que ha sido parte desde 2010.

“Sé que ellos [Team Sky] tuvieron una gran reunión hoy, obviamente estoy feliz allí”, dijo. “Estoy seguro de que conseguiremos tener esto resuelto en los próximos días. Estamos increíblemente cerca y estoy feliz de estar donde estoy. Parece que está funcionando bien en este momento. Por lo tanto, creo que en un futuro muy cercano lo tendremos todo hecho”.

The Daily Telegraph informó que el acuerdo con Team Sky será por 4 millones de euros por temporada.

“Estoy contento con el equipo y estamos trabajando muy bien juntos. He crecido dentro del sistema Sky y conozco a hombres como Dave Brailsford desde que tenía 17 años. Sin ellos, no estaría donde estoy ahora. Hay muchos equipos muy buenos por ahí, quería escuchar lo que tenían que decir, y fue agradable tener muchas ofertas excelentes, pero espero que las cosas se hagan al día siguiente”, dijo Thomas.

Aunque el organizador de la carrera no confirmó la noticia, Thomas parece dispuesto a competir en el Tour de Gran Bretaña en septiembre. El ciclista británico originalmente iba a correr la Vuelta a España, pero ahora parece que tanto él como Froome se perderán la carrera española. Los planes de carreras posteriores aún no han sido confirmados.