Primoz Roglic (Lotto NL-Jumbo)

Una de los grandes protagonistas de la etapa 17 del Tour de Francia 2018 ha sido Primoz Roglic (Lotto NL-Jumbo) realizando duros ataques en la escalada final.

Roglic ha llamado la atención en cada paso de su transición desde el saltador de esquí a ciclista WorldTour, y no es para menos después de su sorprendente victoria en la contrarreloj del Giro de Italia 2016 y su victoria individual en Serra Chevalier en el Tour del año pasado.

Sin embargo, incluso después de una sorprendente temporada 2018 marcada por victorias en la Vuelta al País Vasco, el Tour de Romandía y el Tour de Eslovenia, pocos catalogaban al ciclista como uno de los favoritos al pódium en Paris.

Pero todo esto se hizo evidente después de la sólida actuación de Roglic en los Alpes, y se hizo cada vez más tangible con su duro ataque en las rampas en Mende el fin de semana. Ahora, a solo cuatro días para llegar a París, Roglic se encuentra en el cuarto lugar de la clasificación general, a 2:47 del maillot amarillo Geraint Thomas (Team Sky), pero a solo 16 segundos del tercer puesto ocupado por Chris Froome.

“¿Qué puedo decir? Estoy contento de haber terminado en la cima de esta montaña”, dijo un Roglic risueño después de cruzar la meta en la cuarta posición.

“Fue realmente un día difícil. Lo di todo, al 100% y estoy muy contento con lo que hice al final. Quería ganar tiempo, y tampoco me gusta ir detrás. Siempre quiero darlo todo, ¿por qué no intentarlo? Siempre quieres ser mejor y mejor, y debes luchar todos los días”.

El esloveno lanzó su primera aceleración a más de 13 km del final, un esfuerzo que prontamente fue marcado por Froome. El cuatro veces ganador del Tour tuvo una respuesta menos convincente cuando Roglic produjo un esfuerzo más venenoso a 3 km de la meta, y ​​fue eliminado irremediablemente cuando el hombre de Lotto NL-Jumbo se movió claramente con Thomas y Tom Dumoulin (Team Sunweb) apenas un kilómetro después.

Roglic llegó a la meta 52 segundos detrás del ganador de la etapa Nairo Quintana (Movistar Team) y cinco segundos menos que Thomas. Ganó unos 43 segundos con un Froome que luchaba pegado a la rueda de su compañero de equipo Egan Bernal.

“Me sorprendió, pero todos somos humanos al final y solo tienes que luchar todos los días”, dijo Roglic cuando se le preguntó sobre el inesperado revés de Froome en el final. Con una contrarreloj de 31km antes de llegar a Paris el sábado, sin mencionar una exigente jornada de montaña en Laruns el día anterior, Roglic tiene la oportunidad de desplazar a Froome y ganar un lugar en el podio.

“Mostró algo de debilidad, pero por supuesto, también tuve algunos momentos no tan buenos hoy. Ya veremos, todavía es una carrera larga, pero ya viste lo que Froome hizo en los últimos días del Giro. Así que nos quedaremos enfocado e ir día a día”.