Geraint Thomas (Team Sky)

El líder del Tour de Francia Geraint Thomas (Team Sky) espera que la etapa 17 sea “masivamente decisiva” y que aparezcan importantes diferencias de tiempo entre los principales ciclistas de la general.

Thomas actualmente supera a su compañero de equipo y campeón defensor Chris Froome por 1:39, con Tom Dumoulin (Team Sunweb) muy cerca a otros 11 segundos. La etapa 17 solo tiene 65 km de longitud, pero cuenta con la presencia del Col de Peyresourde, seguido por el Montee de Peyragudes, el Col de Val Louron-Azet y el ascenso final al Col de Portet que es posiblemente la escalada más difícil del Tour de este año. A todo ello hay que agregar la partida en forma de parrilla al estilo de la fórmula 1 diseñado por la ASO, con los líderes de la General comenzando en la parte delantera de la carrera, y podríamos tener uno de los días más dramáticos de las carreras en la historia reciente.

“Creo que va a ser masivamente decisivo y vamos a ver algunas diferencias”, advirtió Thomas en su conferencia de prensa posterior a la etapa 16.

“Es la primera vez que hacemos algo así, y creo que va a ser unas dos horas de escalada, que es mucho en un período de tiempo tan corto. Quizás es por eso que no vimos tantos ataques hoy. Todo el mundo está un poco reservado al respecto. No te puedes dejar llevar porque esa subida final es posiblemente la subida más difícil del Tour. Va a ser un gran día y seguro que habrá algunas diferencias”.

Dado que no hay un plan específico para la etapa 17 y los libros de historia no han visto nada como un sistema de parrilla de partida con una etapa tan corta y brutal, los libros tácticos que los equipos utilizarán están en blanco. Hay una suposición de que Thomas y Froome simplemente atacarán y correrán una contrarreloj de dos hasta la meta. Dado lo que vimos de Froome en la etapa Finestre del Giro de Italia, nada se puede descartar, pero como la fuerza del Team Sky es tan notable, un escenario muy probable sería tanto Thomas como Froome esperando a sus compañeros de equipo, quienes iniciaran la jornada solo unos pocos metros más atrás.

Son los corredores que están más abajo en la clasificación, como los del Movistar Team y AG2R La Mondiale, quienes tienen más posibilidades de probar suerte. Ambos equipos han intentado presionar al Team Sky en la carrera de este año pero sus estrategias no han funcionado. Dumoulin y Primoz Roglic (Lotto NL-Jumbo) estarán a la espera, mientras que sus habilidades en la contrarreloj podrían hacer que la camiseta amarilla este a su alcance.

El séptimo clasificado Steven Kruijswijk (Lotto NL-Jumbo) le dijo al portal Cyclingnews que el inicio en parrilla era efectivamente un truco y que no alteraría la carrera. En su mente, Team Sky asumiría el control de la carrera en las dos primeras subidas antes de que se desaten los ataques en la última escalada.

Thomas predijo que un puñado de corredores de la General podría intentar un movimiento temprano, pero también agregó que la mayoría, si se les diera la opción, se mantendrían juntos al comienzo.

“Habrá algunos ataques, pero no estoy tan seguro de que el inicio en parrilla afecte tanto la carrera. Obviamente, si algunos de los 10 mejores atacan será una movida valiente, y hay algunos muchachos que esperaría que lo hicieran, pero desde el principio sería arriesgado. Tendremos que correr juntos”.