Omar Fraile (Astana)

El ciclista español Omar Fraile (Astana) atacó en el momento correcto para lograr su primera victoria de etapa en el Tour de Francia este sábado.

El ciclista del Astana lanzó su ataque al comienzo de la última subida en las duras rampas de Mende y atrapó al solitario líder de etapa Jasper Stuyven (Trek-Segafredo) poco antes de coronar el puerto de segunda categoría. A partir de ahí el español solo defendió la ventaja de 10 segundos en el breve descenso y de esta forma cruzar la línea de meta como ganador de la etapa.

“Es increíble para mí”, dijo el español. “Soñábamos con esta victoria. Hemos trabajado mucho y finalmente lo hemos logrado. Un día increíble. No me lo podía imaginar.”

La escalada al puerto de Mende se hizo difícil para los ciclistas de punta debido al viento de cara. Sin importar de este gran inconveniente, Fraile lanzo su ataque que lo llevo a cazar a Stuyven y coronar el puerto en solitario:

“Hubo mucho viento en la cabeza y supe que Stuyven estaba gastando mucha energía por sí mismo. Por eso, justo cuando comenzaba la escalada, tenía buenas piernas y quería probar desde abajo. Fui solo y al final lo alcancé y lo superé a 500 metros de la cima. Y luego fue solo cuesta abajo.”

Esta es la segunda victoria de Omar Fraile en una Gran Vuelta después de la conseguida en el Giro de Italia de 2017, pero sin duda alguna esta vitoria en el Tour de Francia para Fraile es la más importante en su carrera:

“Esta es la mayor victoria que he logrado hasta ahora. Es increíble ganar en el Tour. Creo que es lo más grande que puedes lograr”.

A pesar de que Fraile y su equipo sabían todo lo que había que saber sobre la escalada, siempre es difícil prepararse para estas circunstancias exactas.

“Estudiamos la escalada muy bien y la conocíamos bien de otras carreras, pero esta vez parecía mucho más larga que otras veces”, bromeó.