Chris Froome (Team Sky)

El británico Chris Froome (Team Sky) logro librar sin problemas la etapa de adoquines del Tour de Francia a pesar que sufriera una caída.

Además de Froome, Geraint Thomas logro pasar la jornada sin inconvenientes y ambos ciclistas del Team Sky terminaron en el grupo delantero, 27 segundos detrás del ganador de la etapa John Degenkolb (Trek-Segafredo) junto con la mayoría de sus rivales en la general. Thomas ahora es segundo en la clasificación general a 43 segundos de Greg van Avermaet (BMC Racing) y Froome subió hasta la octava posición a 1:42.

“Creo que es una buena posición para estar. Estoy muy contento con eso”, insistió Froome después de que los ciclistas se prepararan para la transferencia en avión hacia el sur, a los Alpes.

“Me siento aliviado de haber superado esta etapa, realmente estoy ansioso por las montañas ahora, donde comenzará la verdadera carrera. Espero salir de las montañas bien”.

Froome estaba bien protegido por su equipo Team Sky, recuperándose rápidamente de un accidente en una zanja e incluso atacando desde el frente en un punto de la etapa.

“Tuve un pequeño revés a mitad de camino, pero estoy agradecido de poder atravesar a jornada sin ningún problema importante”, dijo, consciente de que la mayoría de sus rivales terminaron al mismo tiempo, pero que Richie Porte se estrelló a solo 10 km de la línea de salida.

“Estoy bien. Gianni (Moscon) callo, pasé por encima, era solo una de esas cosas, solo grava en una sección de adoquín. Richie Porte es un amigo mío y no lo logró. No sé cuán gravemente herido está, espero que no sea serio, pero siempre es triste saber que uno de los principales rivales está fuera de carrera.”

“Creo que la mayoría de los muchachos de la General terminaron en el grupo delantero, solo unos pocos se perdieron.”

Froome no estaba preocupado por los efectos de las carreras en los adoquines, pero tiene la intención de disfrutar el primer día de descanso en los Alpes el lunes antes de comenzar la batalla en las montañas.

“Hemos hecho adoquines en el Tour antes, este no es el primero para nosotros”, dijo. “Afortunadamente tenemos un día de recuperación mañana y definitivamente lo absorberemos y le sacaremos lo mejor posible”.

Geraint Thomas se lavó el polvo con una botella de agua mientras sacaba la fatiga de sus piernas. Pudo contar con su experiencia en Clásicas adoquinadas para evitar y sobrevivir a cualquier accidente, y la lucha por la posición de cada uno de los 15 sectores empedrados.

“Fue solo una serie de sprints en cada sector, y luego fue duro. Estuvimos todo el día desde el kilómetro cero, fueron tres horas y media a todo gas”, explicó. “El plan era estar al frente y correr duro. Nos encontramos en una posición realmente buena, así que seguimos corriendo”.

Las habilidades de Thomas lo ayudaron a evitar chocar con Moscon y Froome.

“Estaba directamente detrás de Froome y vi a Gianni caer, simplemente lo rodeé, me detuve, pero me puse en marcha rápidamente”, reveló.

“Fue una mala suerte perder a Gianni en ese choque, Kwiato en otro, y Luke pinchado, todo dentro de dos sectores, pero así es como va. Me sentía bien, estaba en una buena posición todo el tiempo, así que sí, en general, fue un día bastante bueno”.