París-Roubaix - Adoquines

Los ciclistas del Quick-Step Floors están listos para dar un gran espectáculo en la novena etapa del Tour de Francia con la presencia de sectores empedrados y con final en Roubaix.

El director deportivo del Quick-Step Floors, Brian Holm, cree que el equipo tendrá una gran presencia en la etapa.

“Es un poco como las clásicas donde tenemos seis o siete buenos ciclistas que pueden obtener un buen resultado, es como tener un francotirador con seis disparos y ver lo que va a suceder”, dijo Holm.

“Creo que uno de ellos debería terminar en la delantera y cruzar los dedos, deberíamos haber ganado hoy también, pero no lo hicimos y así es como es el ciclismo, pero creo que vamos a dejar nuestra impresión en la carrera de mañana así como hoy.”

Holm dio declaraciones inmediatamente después de la etapa ocho, donde Fernando Gaviria inicialmente obtuvo el tercer lugar en la etapa antes de ser relegado con André Greipel por chocar el uno contra el otro durante el último sprint.

“Sí, estaba encerrado, parece que tenía unas piernas realmente buenas y estaba tratando de salir, pero ya era demasiado tarde y Groenewegen ya no estaba. Pero creo que tenía la velocidad en las piernas para seguir hoy, pero se lo perdió”, Agrego Holm.

Mientras que Gaviria ha brillado en la carrera hasta ahora con dos victorias de etapa, Quick-Step también tiene esperanzas en la General con Bob Jungels, y Holm espera que el campeón nacional de Luxemburgo lo haga bien en el pavé.

“Él es bueno en los adoquines. Esperaremos y veremos, pero tiene buenas habilidades para andar en bicicleta y creo que él y Jakob Fuglsang son los dos mejores ciclistas de la general en los adoquines.”

“No tengo ni idea [de lo que sucederá] pero puedo asegurarles que no va a ser aburrido”.