Fernando Gaviria (Quick-Step Floors)

Fernando Gaviria(Quick-Step Floors) y André Greipel (Lotto-Soudal) fueron relegados de la etapa 8 del Tour de Francia luego de dos incidentes separados en el sprint final y del cual los comisarios de carrera no tuvieron contemplación.

Greipel y Gaviria terminaron segundo y tercero detrás del ganador de la etapa Dylan Groenewegen (Lotto NL-Jumbo), respectivamente, pero fueron relegados a los últimos lugares del primer grupo que cruzo la línea de meta, además de perder los segundos de bonificación y los puntos de la camiseta verde.

En los últimos 900 metros, André Greipel dirigió su cabeza y parte superior del cuerpo hacia Nikias Arndt (Team Sunweb) en un intento de mantener la rueda en frente de él.

Un incidente separado a 250 metros de meta vio un roce entre Greipel y Gaviria muy peligrosamente cerca de las barreras en el lado izquierdo de la recta final. Gaviria luego utilizando su cabeza y parte superior del cuerpo se fue contra Greipel dos veces en los metros finales.

En declaraciones a los medios inmediatamente después de la etapa y antes de que se confirmara la penalización, Greipel afirmó que mantenía su línea y no cerró a Gaviria, sin embargo, el alemán tampoco hizo referencia al incidente anterior con Arndt por el cual fue relegado.

“Tendrás que preguntarle a él [Gaviria] porque yo mantuve mi línea e intentó alejarme tres o cuatro veces, pero por supuesto no soy fácil de sacar del camino, solo mantuve mi línea y eso es todo.”

“Se quejaba de por qué lo cerré, pero mantuve mi línea, pero es un sprint normal, por lo que los comisarios tendrán que decir algo.”

“No me corresponde a mí, creo que hay suficientes imágenes de televisión, hay jueces de video para juzgar algo y por el momento estoy decepcionado.”

“Creo que el equipo hizo un muy buen trabajo, trabajamos muy bien juntos en los últimos kilómetros y luego de eso, entré en el tren del FDJ, Peter Sagan dio un gran salto para sorprendernos e inmediatamente me metí en su estela pero luego Gaviria intentó alejarme y, por supuesto, tuve que dejar de pedalear un par de veces.”

“Por supuesto, durante los sprints tienes mucha adrenalina y algunas veces reaccionas asi. Quizás es un poco joven, ya soy bastante viejo, pero aun así, tengo la experiencia suficiente para mantener mi línea. Creo que soy un velocista bastante bueno. Creo que no hubo ningún problema con mi posición”.

Después de la llegada, Gaviria, visiblemente enojado, le gritó a Greipel y se negó a hablar con los medios tanto en la línea de meta como en el autobús del equipo Quick-Step Floors. Apareció en los escalones para saludar a algunos fanáticos colombianos que lo acompañaban, y una cámara de televisión intentó tomar fotos.

“Nunca se sabe en un sprint”, dijo Gaviria.

“¿Crees que lo hiciste bien?

“Sí.”

“¿Lo has visto tú mismo después de la carrera?”

“No más preguntas.”

Fuera del autobús del equipo, el gerente de Quick-Step Floors, Patrick Lefevere volvió a ver el sprint en un teléfono móvil con el director deportivo Brian Holm antes de discutir el incidente con los periodistas.

Cuando le dijeron que Greipel no estaba contento con Gaviria, Lefevere dijo: “Y Fernando no estaba contento con André.”

“Conoces a los velocistas. Richeze comenzó demasiado temprano y entonces vio que Fernando no estaba allí, entonces se detuvo, miró y comenzó de nuevo. Luego Sagan se va, pero también es velocista y sabe que Gaviria está a la izquierda, y va hacia el lado izquierdo con Greipel. Hay espacio suficiente para ir, pero luego Greipel cierra Gaviria. Una vez lo hace con la cabeza, y luego la segunda vez que Greipel entra en la rueda delantera de Gaviria y rompe la rueda delantera.”

“No puedo decir que fue un movimiento incorrecto [de Greipel], porque en un sprint todo sucede, todos intentan hacer su sprint a su manera. Normalmente, cualquiera que esté a la cabeza puede elegir la forma de correr, pero siempre ver que hay 10 metros en el otro lado y los velocistas siempre entran en el pequeño espacio”.

En cuanto a los movimientos de la cabeza, como los que han sufrido un castigo más severo en el pasado, Lefevere negó que fueran maliciosos.

“Creo que la primera vez, la única razón fue no caer en las barreras”, dijo. “La segunda vez quiso hacer espacio. No golpeó, solo empujó para tratar de hacer espacio. Es un corredor de pista, ya sabes. Pero no creo que puedas hacerlo con Greipel. Tiene 85 kilos.”