Fernando Gaviria

Fernando Gaviria salió al podio en el Tour de Francia por segundo día consecutivo, saludando a la multitud en La Roche-sur-Yon después de la segunda etapa, pero en esta ocasión vestía de blanco, no de amarillo.

El ciclista de 23 años había tenido un comienzo sensacional en su debut 24 horas antes, con la victoria en el primer día y convertirse en el segundo colombiano en la historia en vestir al famoso maillot Jaune como líder de la carrera.

La naturaleza dominante lo convirtió en un gran favorito para ganar la segunda etapa con perfil similar, y de esta forma extender su liderato con el amarillo en el segundo día, pero un accidente en los últimos kilómetros lo descarto.

Crucialmente, Peter Sagan, a quien Gaviria había derrotado el sábado, evitó el choque y ganó la etapa. Aunque los tiempos de clasificación general se neutralizaron, dado que el accidente se produjo en los últimos tres kilómetros, el campeón mundial tomó el amarillo de Gaviria gracias a los segundos de bonificación.

“Sabíamos que no duraría para siempre”, dijo Gaviria, que ahora usa el jersey blanco como el mejor ciclista joven.

“Es algo que queríamos tener durante unos días, pero tuvimos que despedirnos el primer día. Pero ahí está. Eso es andar en bicicleta, no siempre se puede ganar.”

“Disfruté el día al máximo, y ahora esperamos las próximas oportunidades, y tal vez en este Tour todavía habrá más”.

El incidente ocurrió a falta de 1.9 kilómetros de meta cuando el pelotón entró en una curva de 90 grados a la derecha. Daryl Impey, de Mitchelton-Scott, termino en el suelo en el frente del grupo, lo que provocó que varios corredores se adentraran en las barreras. Gaviria, pegado a la rueda de su hombre de confianza, Max Richeze, fue uno de los últimos en caer, y aunque su impacto no fue tan severo como el de los demás, no tuvo oportunidad de regresar al frente de la carrera con un grupo de alrededor de 15 ciclistas para disputar la victoria.

“Alguien cayó en una de las esquinas, y no pude evitarlo. Llegué al suelo, pero estoy bien. Estoy feliz de que no haya pasado nada peor y pude terminar la etapa”, dijo.

Las dos etapas iniciales del Tour de Francia se han caracterizado por finales caóticos, con múltiples choques y pinchazos en el período previo al sprint.

Gaviria sugirió que los choques son causados ​​por ciclistas que corren demasiados riesgos en las fases finales, pero que en el ciclismo moderno, y tal vez especialmente en el Tour de Francia, eso es parte de la carrera.

“Sí, estoy preparado para arriesgarme para ganar. Pero otros corredores quizás arriesguen más que yo, y es por eso que tenemos accidentes, pero ahí lo tienen.”

“Es difícil, pero así es el ciclismo. Cada vez más, tienes que tomar más riesgos para ganar. Creo que debes estar preparado para los accidentes, porque si temes a los accidentes, entonces no vas a ganar nada”.

Gaviria tendrá que esperar hasta el martes con la disputa de la etapa 4 para obtener otra oportunidad de obtener una victoria, aunque existe la posibilidad de que vuelva a ponerse amarillo el lunes por la noche. Le espera una contrarreloj por equipos de 35 km, y si Quick-Step Floors, ex campeones mundiales en la disciplina, lo gana y Gaviria es uno de los cuatro finalistas requeridos, podría volver a subir al podio como líder general del Tour de Francia. .

“Mañana es la contrarreloj por equipo y mi equipo es muy fuerte. Volveremos mañana”, dijo.