Richie Porte

El australiano Richie Porte fue uno de los ciclistas con aspiraciones a la victoria final que perdió tiempo en la primera etapa del Tour de Francia.

La etapa de apertura del Tour de Francia iba a ser siempre un asunto tenso con carreteras estrechas de Vendee, posibles vientos cruzados y la lucha por la posición de todas las características predecibles pero decisivas de la carrera. Y así lo demostró.

Mientras que Fernando Gaviria reclamó su primera etapa en el Tour y su primer maillot jaune, la lucha real por la General tomó una nueva dimensión con Chris Froome, Richie Porte, Adam Yates y Nairo Quintana perdiendo tiempo ante varios de sus principales rivales.

Porte, quien llegó a la carrera liderando al BMC Racing en su último Tour antes de su disolución, terminó con el mismo tiempo que Froome y Yates, perdiendo 51 segundos ante Vincenzo Nibali, Tom Dumoulin, Romain Bardet, Rigoberto Urán y otros. Tal déficit podría no representar una pérdida terminal de las aspiraciones por la general de Porte, pero en una carrera que podría determinarse por segundos, el grupo de Dumoulin y Nibali verán la acción de hoy como una victoria.

“Fue solo un choque. Estaba bastante nervioso allí y no era ideal, pero creo que Quintana perdió más, Froome estaba allí, y ese es el Tour”, resumió Porte cuidadosamente después de salir del autobús del equipo BMC.

“Estuve a punto de sufrir una caída. De alguna forma termine encima de mi compañero Damiano Caruso y eso suavizó el golpe. Realmente no sé lo que pasó para ser sincero, pero en un momento todo está bien y lo siguiente es un choque al frente, y hubo algunos accidentes más adelante. Hubo otros muchachos allí, algunos peor que yo. Es el primer día del Tour pero no es ideal. Es bueno finalmente comenzar la carrera.”

Los ojos y oídos de Porte en el auto del equipo, el ex ciclista Fabio Baldato, admitieron que no conocía las circunstancias exactas de la pérdida de tiempo de Porte, pero que la prioridad era asegurar que el ciclista estuviera en forma y saludable y que no se sufrieran lesiones.

“Necesito hablar con él primero, porque lo único que entiendo de la televisión es que hubo un choque en frente de él”, dijo Baldato.

“No creemos que haya tenido problemas con la bicicleta, pero fue un paso muy estrecho con todos los velocistas. Estuvo cerca del frente, intentamos cerrar la brecha, luego hubo un aluvión entre los autos que no pudimos entender”

“Primero no está herido y, en segundo lugar, otros contendientes tuvieron problemas. Hubiera sido mejor estar al frente, pero podemos ser mejores para mantenerlo alejado de problemas”.

Hubo sombras del 2016 cuando Porte perdió tiempo innecesario en la etapa 2 del Tour de ese año en el camino a Cherbourg-Octeville. Esa vez, Porte se quedó a un lado de la carretera y se vio obligado a defenderse después de un problema mecánico. Esta vez las circunstancias eran diferentes y Porte recibió el apoyo adecuado, pero esta no era la etapa inicial que él y su equipo esperaban.