Michael Matthews
Tim de Waele/TDWSport.com

Michael Matthews (Team Sunweb) dice que no tiene intención de defender su título de puntos en el Tour de Francia en la carrera de este año, aunque perseguirá victorias de etapas. En lugar de buscar una segunda camiseta verde consecutiva, el australiano buscará ayudar a su compañero de equipo, Tom Dumoulin, para la clasificación general.

“No hay ninguna ambición por el maillot verde en absoluto. Desde la primera etapa, no voy por los sprint intermedios”, dijo Matthews al portal Cyclingnews después de que el equipo se reunió con la prensa el miércoles por la mañana. “Realmente no tenemos un tren adecuado, solo están Nikias Arndt y Soren Kragh Andersen aquí para cuidarme, y el resto de los muchachos estarán cuidando a Tom.”

“Para mí, creo que necesito un tren completo para ir por un maillot verde como ese. Con nuestro objetivo en la General, esa es nuestra principal prioridad. Intentaremos ir a etapas que tengan un poco de un sprint cuesta arriba, hay algunas etapas a las que tengo un poco de libertad para hacerlo. Afortunadamente, puedo intentar marcar esas etapas”.

Matthews dijo que sus números son incluso mejores de lo que fueron el año pasado. En la última semana antes de su partida a Francia, Matthews ha realizado algunas últimas sesiones con su entrenador en Mónaco para perfeccionar su forma. No ha sido fácil subir hasta este punto después de que se rompiera el hombro durante su primera carrera del año, Omloop Het Nieuwsblad.

“Ha sido un comienzo difícil cuando me rompí el hombro al comienzo del año. Todavía estoy luchando con eso ahora”, dijo. “No era solo el hueso, también eran ligamentos en el músculo que también estaban rotos. Todavía estoy tratando de rehabilitarme sobre eso ahora. No era el comienzo del año que esperaba. Todavía estoy concentrado, tratando de hacer todo lo posible para obtener lo mejor del entrenamiento. Espero estar aquí en mi mejor forma. Por supuesto, mi hombro no está perfecto, siempre es difícil correr, pero creo que tenemos que seguir intentándolo y ver qué podemos hacer.”

“Si hago varios sprints, como lo hice la semana pasada, realmente me duele y necesito ponerle hielo después del entrenamiento. Nunca es agradable ir al Tour de Francia con algo así. Siempre está en tu mente y no es agradable. Para entrar en el Tour de Francia tienes que tener todo 100% perfecto y por el momento no está del todo allí, y con suerte, podemos sacar lo mejor de él”.