Froome y Prudhomme

El director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, ha confirmado que ASO ya no intentará impedir que Chris Froome (Team Sky) participe en la carrera, diciendo que el procedimiento es ‘obsoleto’ tras el anuncio de la UCI donde retiraba los cargos de dopaje contra el británico.

Froome arrojo una prueba positiva de salbutamol en la Vuelta a España del año pasado, pero era libre de correr hasta que se resolviera el caso. El domingo, Le Monde informó que ASO había tratado de evitar la participación de Froome en el Tour de Francia sobre la base de que su presencia dañaría la reputación de la carrera.

El Comité Olímpico Nacional del Deporte francés debería haber fallado sobre el caso el miércoles, pero Prudhomme ha confirmado que ASO ha retirado su objeción a la participación de Froome en el Tour, que comenzará el sábado.

“Todo eso por esto…”, dijo Prudhomme a una estación de radio francesa este lunes. “Desde el mes de diciembre dije que necesitábamos un veredicto. Lo he estado diciendo como el representante de todos los organizadores de la carrera y, por supuesto, como el director del Tour de Francia.”

“David Lappartient había hecho saber que no habría una respuesta antes del Giro, pero que tenía que haber una antes del Tour. Pero a principios de junio, el tono era un poco diferente, y por esa razón, hace tres semanas fuimos a la corte de arbitraje del Comité Olímpico Francés, una autoridad deportiva independiente, en busca de una respuesta.”

“La respuesta ha llegado hoy después de esperar durante meses. No me voy a quejar de que tenemos un veredicto, pero es una pena que, una vez más, haya llegado en el último momento. El veredicto de algo que tuvo lugar en septiembre del año pasado en la Vuelta y llegó en la semana previa al Tour de Francia. Chris Froome puede participar.”

“Durante los últimos meses, hemos soportado un clima que no ha sido del todo agradable. Necesitábamos una respuesta, y es por eso que fuimos a la corte de arbitraje hace tres semanas. Nuestro procedimiento ahora es obsoleto porque la autoridad superior [la UCI y la AMA] Ha indicado que no hay delito”.

Froome devolvió una muestra antidopaje que contenía 2.000 ng/ml de salbutamol, el doble del límite permitido, después de la etapa 18 de la Vuelta de 2017. Fue informado de la prueba positiva durante el Campeonato Mundial del año pasado en Bergen y las noticias del caso se filtraron a los medios en diciembre. Froome insistió en que no había tomado más de la dosis permitida de salbutamol por medio de un inhalador y se resistió a las peticiones para evitar participar en las carreras hasta que se resolviera el caso.

Prudhomme sugirió que, en el futuro, las pruebas positivas para sustancias específicas como el salbutamol deberían desencadenar una suspensión provisional hasta que se resuelva el caso.

“David Lappartient se enteró de este caso dos horas después de su elección como presidente de la UCI. Ha cambiado algunas cosas en la dirección correcta para el próximo año, especialmente prohibiendo el tramadol”, dijo Prudhomme. “Ahora, realmente necesitamos que haya una suspensión provisional cada vez que haya un control anormal”.