Nairo Quintana

El escarabajo colombiano Nairo Quintana dio declaraciones acerca del próximo Tour de Francia en una conferencia de prensa en la sede principal de Telefónica en España.

El ciclista colombiano ve al Tour de Francia como “una carrera muy abierta” en la que “cualquier cosa puede pasar”, y declaró que será “muy importante trabajar en equipo”.

La idea del Movistar Team para el Tour de Francia es acudir con sus tres líderes, Alejandro Valverde, Mikel Landa y Nairo Quintana.

”Hemos estado bastante bien en la preparación y hemos trabajado cogiendo esas buenas sensaciones que necesitamos en carrera. El Tour será complicado desde el primer día hasta la crono de la etapa veinte. Toca ir día a día librando las etapas y en las de montaña intentar hacer buena carrera”, dijo Nairo Quintana.

Mucho se especula sobre la relación de Nairo Quintana y Mikel Landa dentro del equipo Movistar. A pesar de los rumores, los dos ciclistas se han victo bien en carrera y esperan mantener la misma armonía en el Tour de Francia.

”Con Landa me he llevado muy bien en las diferentes carreras en las que hemos estado. En situaciones donde no he podido él me ha ayudado y viceversa. La relación con Landa es buena y vamos a mantenerla así”.

Nairo Quintana no se confía y confiesa que “cualquier cosa puede pasar” en este Tour de Francia porque “es una carrera muy abierta”.

”Será muy importante trabajar en equipo, aunque para nosotros no será una dificultad porque lo venimos haciendo día a día. Hemos preparado etapas explosivas y pienso que si la salud y la suerte nos respetan estaremos ahí sin problemas”.

A diferencia de años anteriores, Quintana ha contado con un calendario ligero en donde ha tenido muchos menos kilómetros en sus piernas antes de llegar al Tour de Francia. Su última carrera fue en Suiza donde consiguió finalizar en la tercera posición del pódium y se llevó una espectacular victoria de etapa atacando a más de 26 kilómetros en solitario.

”Yo me encuentro con muchas ganas de ir a este Tour. Tenemos un buen equipo y eso nos da tranquilidad. Llego en un gran momento para el Tour. El año pasado llegué muy asfixiado, pero ahora no”.