Rigoberto Urán

Rigoberto Urán, el subcampeón en el Tour de Francia del año pasado, ha estado volando bajo el radar esta temporada en comparación con sus contrincantes, pero la victoria del colombiano en la tercera etapa del Tour de Eslovenia es una gran inyección de confianza para él y su escuadrón EF Education First-Drapac.

“Mi sensación de hoy fue realmente muy buena”, dijo Urán en un comunicado de prensa del equipo. “Para mí, lo más importante es el Tour de Francia. Esta carrera es la preparación para el objetivo más importante. Sabíamos que el final sería bueno para mí porque los últimos dos kilómetros son realmente difíciles, así que la idea de esta etapa era ganar”.

Urán esperó pacientemente a que Roglic pasara a la ofensiva en la última escalada cuando quedaban 15 km para el final, pero Mohoric utilizó su temeraria habilidad en el descenso para tomar la delantera. Roglic se puso a trabajar y atrapo a su compatriota, pero no habría victoria en casa para los eslovenos. Urán había hecho su tarea, dijo el director deportivo Ken Vanmarcke.

“En la computadora, miré la larga subida para obtener los detalles necesarios”, dijo Vanmarcke. “Los últimos cuatro kilómetros, Rigo y yo lo hicimos anoche en el automóvil. Él sabía exactamente qué esperar y cómo terminarlo”.

Impey abrió el sprint cuando faltaban 200 metros para el final, y Urán se apresuró a saltar sobre su rueda para luego pasarlo y llevarse el triunfo y el liderato de la carrera.

“Me sentí bien, y dije ‘vale, espera el sprint, solo el sprint’. Sé que Roglic está aquí y que también le gustaría ganar al final, pero para mí se trata de la preparación, y tengo que esperar al sprint para ver qué puedo hacer allí.”

“El sprint no fue fácil”, dijo Urán. “Fue duro. Todos los sprints son muy, muy difíciles. Tal vez mi cara no lo muestra, pero las piernas lo sienten. La victoria aquí es realmente agradable para mí y para el equipo. Antes del Tour, es importante mostrar lal condición para construir la confianza”.

Urán ahora lidera el Tour de Eslovenia por cuatro segundos sobre Impey, con Roglic tercero a 10 segundos. El sábado tiene otra prueba, con una subida de segunda categoría 20 km antes de la llegada, y luego una contrarreloj individual plana de 21,6 km el domingo podría hacer inclinar la balanza a favor de Roglic.

Cualquiera que sea el resultado, el CEO del equipo Jonathan Vaughters estaba satisfecho con el resultado de Urán. “La victoria de hoy es buena para la confianza de todos”, dijo Vaughters. “Muestra que Rigo ha hecho sus deberes para el Tour. Con Rigo, solo tienes que confiar en que él sabe lo que está haciendo”.