Chris Froome (Team Sky)

La sorprendente victoria en el Giro de Italia de Chris Froome debería ponerlo entre los grandes del ciclismo, pero los resultados del ciclista británico probablemente seguirán siendo polémicos durante mucho tiempo, tal vez más allá del Tour de Francia en donde intentara defender su título.

Froome fue felicitado el domingo por su ex rival Alberto Contador mientras estaba en lo más alto del podio en Roma. Algunos podrían haber comentado sobre el paralelo entre los dos ciclistas. El británico ganó este Giro bajo una nube de sospecha, al igual que el español en 2011. Posteriormente, Contador fue despojado de su victoria por un control positivo de dopaje del año anterior.

Froome, de 33 años, corría por Italia en la primera gran vuelta de la temporada a pesar de una investigación en curso por un hallazgo analítico adverso durante su victoria en la Vuelta a España el año pasado.

Froome, cuyos abogados han utilizado todo tipo de expertos para encontrar fallas en la prueba antidopaje que mostró el doble del nivel del medicamento para el asma permitido por Salbutamol, dijo durante el Giro: “Espero la decisión más rápida posible”.

Mientras tanto, el ciclista nacido en Kenia dijo que se estaba preparando para tratar de lograr un quinto título del Tour de Francia que iguale el récord.

“Obviamente, el próximo desafío para mí tiene que ser el Tour de Francia”, dijo. “Estoy absolutamente seguro de que cuando las personas tengan la misma información que yo, entenderán por qué tomé la decisión de seguir compitiendo como lo hice.”

“Tenía todo el derecho de estar aquí, como he dicho antes, sé que no hice nada malo”.

Chris Froome dijo que planea tomarse un breve descanso con su esposa Michelle, que está embarazada de su segundo hijo, antes de regresar a la altura para prepararse para el Tour de Francia, que se disputará del 7 al 29 de julio.

Una victoria le otorgaría un quinto título después de los conseguidos en 2013, 2015, 2016 y 2017.

Si ganaba, sería el primer corredor desde Marco Pantani en 1998 en lograr el doblete Giro de Italia-Tour de Francia en el mismo año calendario.

“He visto ciclistas tratando de hacer un Giro y un Tour y he visto sus deficiencias y sus errores”, dijo el ciclista del Team Sky. “Es un riesgo, pero creo que es posible. La semana extra entre ellos será muy útil. Esa fue una gran razón en la decisión de ir por ambos. Obviamente estoy preparado, pero esperemos a ver qué pasa”.

Contador falló en sus dos intentos de doblete Giro-Tour en 2011 y 2015.

La victoria del domingo también hizo que Froome se convirtiera en el tercer ciclista en tener los tres títulos de las grandes vueltas al mismo tiempo, junto con Eddy Merckx y Bernard Hinault.

“Este es el sueño de tener las tres camisetas en el espacio de 10 meses. Es una sensación increíble. Cuando pensé en hacerlo, fue un gran compromiso. No me estoy arrepintiendo ahora”.